Romulo Gallegos

Biografia de Romulo Gallegos (1884-1969)

Romulo Gallegos (1884-1969)
Romulo Gallegos, el mas importante novelista venezolano del siglo XX
1884El 02 de Agosto nace Rómulo Gallegos en Caracas
1909Participa en la fundación de la revista La Alborada.
1912Contrae matrimonio con Teotiste Arocha Egui.
1920Publica la novela El Ultimo Solar.
1929Publica en Barcelona la novela Do√Īa Barbara.
1930-1936Se exilia en Nueva York, Madrid y Barcelona.
1935Publica la Novela Canaima.
1937Es Ministro de Instrucci√≥n P√ļblica y diputado al Congreso Nacional.
1942Es designado presidente del partido Acción Democrática.
1947El 14 de diciembre es elegido presidente de la Rep√ļblica.
1948El 24 de Noviembre es depuesto por un golpe militar . Sale al exilio rumbo a Cuba.
1949Inicia su exilio en Mexico
1957Se le concede el premio Nacional de Litereatura
1969Muere en Caracas el 5 de Abril

Es pr√°cticamente imposible que alg√ļn venezolano no haya o√≠do hablar de Romulo Gallegos. Avenidas , Calles,   plazas, y instituciones en las principales ciudades del pa√≠s llevan su nombre. En la escuela, junto al delirio en el Chimborazo,  de Sim√≥n Bol√≠var, y la Silva a La agricultura de la zona t√≥rrida ,  de Andr√©s Bello,  es obligatorio leer al menos su novela Do√Īa B√°rbara.  Durante los a√Īos de la dictadura de Marcos P√©rez Jim√©nez en la d√©cada 1950,  los adecos manifestaron su rechazo del r√©gimen que hab√≠a depuesto al presidente gallegos ( el primer presidente de la rep√ļblica electo por voto directo y no por el congreso).

Sus novelas eran s√≥lidas monta√Īas  que los escritores venezolanos Se sent√≠an obligados a escalar si quer√≠an acceder a la consagraci√≥n. Fue Precis√≥ que 3 generaciones de narradores, las de Guillermo Meneses,  Salvador Garmendia y Jos√© Balza, escribieran su obra d√°ndole la espalda a su imponente mole para que pudiera imponerse en Venezuela otra manera de narrar, lejos del regionalismo galleguiano  y con los ojos abiertos ante la nueva realidad del pa√≠s, urbana y ca√≥ticamente moderna. Y s√≥lo despu√©s de haber matado simb√≥licamente al padre de la novela venezolana, han podido comenzar los escritores y cr√≠ticos venezolanos a hacer un balance m√°s sereno y ponderado de su obra.

Hoy  ya no es Do√Īa B√°rbara el referente obligado y casi √ļnico,  y canaima se impone como su Obra maestra. No la esquem√°tica lucha del bien contra el mal,  de la civilizaci√≥n contra la barbarie, sino la l√ļcida y desencantada visi√≥n del hombre en eterna y desigual lucha contra las fuerzas de la naturaleza,  la exterior y la que lleva por dentro.

Inicios de Romulo Gallegos

Curiosamente,  R√≥mulo Gallegos tard√≥ en encontrar su camino de escritor,  y estuvo m√°s de una vez a punto de transitar por v√≠as que posiblemente lo habr√≠an alejado de √©l definitivamente. Fue  Incluso un estudiante lento y mediocre, debido entre otras cosas a los avatares econ√≥micos de su familia. En cualquier caso,  antes de 1910 no estaba claro que su aut√©ntica vocaci√≥n fuera la literatura, y su primera novela fue publicada cuando contaba ya con 36 a√Īos. Hijo  de R√≥mulo Gallego Os√≠o y de Rita Freire Guruceaga, El joven R√≥mulo ingreso a los 10 en el seminario Metropolitano, pero a la muerte de su madre,  el 3 de marzo de 1896, torci√≥ este primer destino, del que sali√≥ para ayudar a su padre a sostener la familia. Tard√≠amente , a los 16 a√Īos , termin√≥ los estudios de primaria,  y se recibi√≥ de bachiller en 1904, a punto de cumplir los veinte , en el colegio sucre, donde tuvo de maestro a Jes√ļs Mar√≠a sifontes y Jos√© Manuel N√ļ√Īez Ponte. En ese mismo a√Īo se inscribi√≥ en la universidad para estudiar derecho,  pero tampoco ser abogado ser√≠a su destino. Al A√Īo siguiente abandon√≥ la carrera.

Fue  en 1903,  a los 19 a√Īos,  cuando Gallegos public√≥ su primer texto,  escrito al alim√≥n con un compa√Īero y publicado en el n√ļmero 8 del seminario El Arco Iris :  el ensayo Lo que somos. Para  mantenerse, acepto en 1906 el puesto de jefe de la estaci√≥n del ferrocarril central. Gallegos se convert√≠a a partir de ese momento en uno de los primeros escritores venezolanos decididos a vivir para escribir,  en espera de poder hacerlo de su pluma. Cuando apareci√≥ el segundo n√ļmero de La Alborada, el 14 de febrero de 1909, lo hizo formando parte de la redacci√≥n de esta revista, √≥rgano de un grupo de j√≥venes intelectuales, encabezado por Enrique   Soublette y Julio planchart, que pretend√≠a Oponerse al ‚Äúdesbarajuste guachafitero del logrerismo y la abundancia‚ÄĚ qu√© caracteriza Saba la vida cultural y pol√≠tica de una Venezuela que comenzaba a hundirse en la larga dictadura de Juan Vicente G√≥mez. 

En La Alborada p√ļblico Gallegos sus primeros ensayos notables, y al a√Īo si dio su primera obra de ficci√≥n, el cuento  Las Rosas,  a la revista El Cojo ilustrado. 

Vocación Pedagógica y destino literario de Rómulo Gallegos

 En 1912  inici√≥ otro destino, Pero esta vez se trataba de uno que s√≠ prosigui√≥ con empe√Īo,  talento y aut√©ntica vocaci√≥n, tanta como la que acab√≥ desarrollando en el campo de las letras:  la vocaci√≥n pedag√≥gica. Designado director del colegio Federal de varones de Barcelona, se traslado a esta ciudad,  la capital del Estado oriental de anzo√°tegui. El 15 de abril se cas√≥ por poder con su novia caraque√Īa, Teotiste Arocha Egui , y el 4 de junio muri√≥ su padre.

Mariano Picon Salas,Miguel Otero Silva y Romulo Gallegos
De izquierda a derecha, Mariano Picon Salas, Miguel Otero Silva y Rómulo Gallegos. Tres pilares fundamentales de las letras y el compromiso con Venezuela

A su  regres√≥ a Caracas fue nombrado subdirector del colegio Federal de Caracas, futuro Liceo Caracas y hoy Liceo Andr√©s Bello, puesto en el que se mantuvo hasta 1918, cu√°ndo fue trasladado a la escuela normal de Caracas y de regreso al Liceo Caracas,  esta vez como director ( 1922-1930).

Los a√Īos del Liceo Caracas fueron muy importantes para gallegos , No s√≥lo porque le permitieron ejercer sus dotes de pedagogo, que todos sus contempor√°neos consideraron fuera de lo com√ļn, sino porque bajo su tutela estudio un grupo de j√≥venes brillantes,  futuros dirigentes pol√≠ticos, empresarios, cient√≠ficos e intelectuales notables, que le instan a encabezar el partido Acci√≥n Democr√°tica por las aulas del Caracas pasaron en esos a√Īos Ra√ļl Leoni, R√≥mulo Betancourt, J√≥vito Villalba, Armando Zuloaga Blanco, Clemente Parparsen, Miguel Otero Silva, El√≠as Toro, Rafael Vega, Carlos Ir√°zabal, Ricardo Razetti Edmundo, Fern√°ndez Antonio Ansola, Inocente Palacios, Sim√≥n G√≥mez Malaret, Ram√≥n Rojas Guardia. 

El Primer libro de gallegos fue un volumen de cuentos, Los Aventureros (1913). El escritor cultivo el cuento y el relato a lo largo de su vida. Gallegos  fue recogiendo los y ofreciendo Los en volumen La Rebeli√≥n (1922), Cuentos Venezolanos (1949), El Ultimo Patriota (1957), y algunos como La Hora Menguada o El crepusculo del Diablo, Figuran frecuentemente en antolog√≠a del cuento venezolano. Pero  su aut√©ntico destino de escritor fue convertirse en el m√°s grande novelista venezolano del siglo XX. 

Ya  se ha dicho que Gallegos p√ļblico su primera novela con una edad relativamente tard√≠a,  pero desde ese momento ya no abandonar√≠a esta Senda. El √ļltimo en 1920, la primera novela de gallegos,   tuvo incluso una segunda vida Cuando el mismo autor la volvi√≥ a publicar, 10 a√Īos despu√©s, con importantes modificaciones,  y el t√≠tulo de reinaldo solar.

Paralelamente a sus actividades pedag√≥gicas y su escritura, Gallegos dirigi√≥ la revista actualidades( 1920- 1922)  y desarroll√≥ una actividad novedosa para un escritor de su √©poca y generaci√≥n: productor de cine, profesi√≥n que comenz√≥ a ejercer de 1919 a 1924, y que adquiri√≥ visos profesionales   cuando fund√≥ los estudios avilas en 1938. En 1941 se estren√≥ en Caracas la primera pel√≠cula basada en un gui√≥n suyo ‚ÄúJuan de la calle‚ÄĚ,  dirigida por Rafael Rivero. 

Con  el tiempo fue ahondando  en su cinefilia, hasta llegar a adaptar el mismo sus principales novelas a este medio: Do√Ī a Barbara 1943, primera gran coproducci√≥n mexicano venezolana,  dirigida por Fernando de fuentes y con Mar√≠a F√©lix en el reparto; La Trepadora (1945), de Guillermo Mart√≠nez; Canaima (1945) , de Juan Bustillo Oro, con Jorge Negrete y Cantaclaro (1946), de Julio Bracho. En  1925, con la publicaci√≥n de la Trepadora comienza a configurarse el universo propio de este novelista, en el que se destacan una serie de rasgos caracter√≠sticos.

Esta segunda novela as√≠ como la posterior pobre negro (1937) ,  desarrollan una serie de tesis predilectas: la uni√≥n de blancos y negros o mestizos, el ayuntamiento de los de abajo con los de arriba como m√©todo para la liberaci√≥n de los pueblos americanos, mediante la forja de una etnia √ļnica.  Adem√°s , Gallegos se deshace del h√°lito pesimista de reinaldo solar, Y a partir de la trepadora desarrolla una visi√≥n menos desesperanzada de la que se hab√≠a apoderado de la novela venezolana desde Z√°rate, de Eduardo Blanco y el hombre de hierro de Rufino Blanco Fombona. 

Naturaleza y personajes arquetípicos de Gallegos

En 1929, En un viaje a Espa√Īa que lo condujo a Galicia,  Madrid y Barcelona, Gallegos dio a la imprenta, en la ciudad catalana,  la que sin duda es su obra m√°s conocida, traducida y comentada: Do√Īa Barbara. En ella Escenifica la vieja oposici√≥n entre civilizaci√≥n y barbarie,  tributaria de la tradici√≥n humanista liberal del siglo XIX , mediante el recurso a una simbolizaci√≥n de personaje, ambientes y descripciones qu√© puede,  a ratos, parecer esquem√°tica, Pero qu√© es una gran eficacia narrativa. Junto al Man√≠queismo en el manejo de los temas ( civilizaci√≥n contra barbarie,  homo practicus contra homo idealis), a Gallegos le importaba sobremanera la creaci√≥n de tipos literarios, que han acabado convirti√©ndose, con la ayuda de una crisis  gen√©tica muy nacionalista, en arquetipos venezolanos. 

La forma tradicional de sus novelas ofrece dos √©pocas presentadas en dos partes. Esta estructura se presta magn√≠ficamente al asunto primordial de la obra y el pensamiento de Gallegos. La  oposici√≥n maniquea de dos antinomias. La √önica excepci√≥n la constituye su novela De tema cubano, la brizna de paja en el viento (1952) , con una estructura tripartita, como un tri√°ngulo equil√°tero,  apunta Mario Torrealba.

Pero hay un elemento novedoso en las novelas de G√°llegos, Qu√© es un gran aporte a la narrativa venezolana: la naturaleza como agente activo, y no ya como ornato regionalista. En   este sentido, su obra narrativa ofrece un equivalente Del telurismo po√©tico que recorre la obra de muchos poetas hispanoamericanos, de Pablo Neruda a Juan Liscano. En Do√Īa Barbara y Cantaclaro 1934, es la naturaleza de los Llanos. 

En  Pobre Negro,  es la tupida costa barlovente√Īa,  y en sobre la misma tierra 1943, el paisaje des√©rtico de la guajira venezolana. Gallegos  fue haciendo inventario en su obra de los tipos humanos y el ambiente en que se desenvuelven hasta constituir un cat√°logo detallado de la fisionom√≠a del pueblo y la geograf√≠a nacional. Con  el tiempo, La cr√≠tica ha visto en Canaima (1935) su obra m√°s lograda. La selva amaz√≥nica que le sirve de Marco adquiere una magnitud que trasciende el plano f√≠sico, y acaba confundi√©ndose la descripci√≥n de su vastedad  indiferencia al sufrimiento de los hombres en una soberbia met√°fora del triunfo de las fuerzas primigenias sobre la vanidad de las empresas humanas. 

Carrera Política de Rómulo Gallegos

El √ļltimo destino que le toc√≥ asumir a Gallegos fue la pol√≠tica,  y como siempre, se manifest√≥ inicialmente bajo la forma de un malentendido. Despues  del √©xito de Do√Īa B√°rbara, que convirti√≥ a su autor en el escritor venezolano de mayor prestigio,  el gobierno de G√≥mez le ofreci√≥ en 1931 el cargo de senador por el estado Apure. Gallegos no s√≥lo declin√≥ asistir a su investidura en el congreso, sino que renunci√≥ p√ļblicamente al cargo desde Nueva York,  donde se hallaba a la saz√≥n. Es cierto que la enfermedad de su esposa lo hab√≠a llevado a buscar su curaci√≥n fuera de Venezuela, pero tambi√©n era consciente gallegos de lo que hubiera significado la aceptaci√≥n de un cargo oficial en un r√©gimen aborrecido por la mayor√≠a de sus compatriotas. 

Cartel de la Candidatura de Gallegos en 1947
Cartel de la Candidatura de Gallegos por Accion Democratica en 1947

Fue  tras la muerte del dictador cu√°ndo,  de vuelta en Venezuela, inici√≥ una brillante carrera pol√≠tica,  coronada con la elecci√≥n a la presidencia de la Rep√ļblica en 1947. Recien llegado de Espa√Īa,  en 1937 acept√≥ el cargo de ministro de instrucci√≥n p√ļblica qu√© le ofreci√≥ el general Eleazar L√≥pez Contreras. De 1937  a 1940 fue diputado al congreso nacional por el Distrito Federal, y en 1941, tras su elecci√≥n como concejal, ejerci√≥ la presidencia del concejo municipal de esta entidad. En  este a√Īo tambi√©n particip√≥ por primera vez como candidato presidencial, llevando los colores de la reci√©n fundada Acci√≥n Democr√°tica (AD), en unos comicios que gan√≥ el general Medina Angarita.   

Aquello fue realidad una campa√Īa simb√≥lica ya que el presidente a la usanza instituida por el general G√≥mez era elegido por el congreso en votaci√≥n cerrada. Pero Gallegos  hizo una gran campa√Īa como fundador y presidente de acci√≥n democr√°tica, la primera con visos de modernidad: lanzada con un multitudinario mitin en el nuevo circo, el coso taurino de Caracas,  por primera vez un candidato presidencial tomaba la calle y recorr√≠a el pa√≠s, celebrando grandes concentraciones populares. Este primer ensayo se transform√≥ en triunfo en los comicios del 14 de diciembre de 1947,  los primeros en lo que se eligi√≥ a un presidente de la rep√ļblica mediante el voto directo, c√≥mo lo estipulaba la nueva constituci√≥n de 1947. 

Desgraciadamente ,   Gallegos primer presidente popularmente electo de Venezuela,  fue tambi√©n uno de los m√°s ef√≠meros. Sim√≥n Alberto consalvi describe el clima en el que se desenvolvi√≥ su corta presidencia:  R√≥mulo Betancourt logr√≥ culminar su periodo como presidente de la junta Revolucionaria de gobierno Contra viento y marea. Pero R√≥mulo Gallegos era diferente. Maquiavelo  no lo habr√≠a reconocido entre sus ap√≥stoles. Su gobierno duro apenas 9 meses, de febrero a noviembre.

Romulo Gallegos en sus ultimos a√Īos de vida
Tras el golpe que lo derroco en 1948, Gallegos partio a la Habana . Al a√Īo siguiente se radic√≥ en Mexico y volvio a Venezuela en 1958

 La   oposici√≥n  civil no le dio cuartel,  ni desde afuera ni desde adentro. Ebrios de libertad,   los partidos olvidaron En qu√© pa√≠s estaban. Los militares fueron cotejados a extremos tales que la conspiraci√≥n se hizo indetenible. No  obstante, si en 1941 Gallegos hab√≠as sido el candidato simb√≥lico, en 1948 fue el presidente cuya prestancia la conferir√° un cap√≠tulo de dignidad a la historia venezolana. El 24 de noviembre de 1948 las fuerzas armadas desalojaron al presidente Gallegos del Palacio de Miraflores y asumi√≥ el poder de una junta militar,  integrada por Carlos Delgado Chalbaud , Marcos P√©rez Jim√©nez y Luis Felipe Llover√° P√°ez .

El 5 de diciembre el escritor fue expulsado del pa√≠s rumbo a la Habana. En Cuba , donde fue recibido con grandes muestras de afecto, frecuent√≥ los c√≠rculos intelectuales y estrecho lazos de amistades con Fernando Ortiz y Jorge Ma√Īach. A    Cuba dedic√≥ su novela La brizna de paja en el viento, que toma como escenario las luchas estudiantiles bajo la dictadura de Gerardo Machado. En Julio de 1949 se radic√≥ en M√©xico, donde un a√Īo despu√©s, el 7 de septiembre de 1950 muri√≥ su esposa. 

 Gallegos regreso a Venezuela inmediatamente despu√©s del derrocamiento del r√©gimen de Marcos P√©rez Jim√©nez,  surgi√≥ de la asonada que lo hab√≠a destituido 10 a√Īos antes. En the 1957 le hab√≠a sido concedido el premio Nacional de literatura,  que acept√≥ recibir, hipo y de n√ļmero de la academia venezolana de la lengua, pero no se recibi√≥. En 1965, 4 a√Īos antes de su muerte,  el gobierno de Ra√ļl leoni instituy√≥ el premio internacional de novela R√≥mulo Gallegos, el m√°s prestigioso galard√≥n de este g√©nero en el mundo de habla hispana.

presidentes de venezuela, jose antonio paez, juan vicente gomez, guia pivot, Hugo Chavez 

Juan Vicente Gomez

Biografia de Juan Vicente Gomez (1857-1935)

Foto de Juan Vicente Gomez
Juan Vicente Gómez fue el gobernante venezolano que en forma ininterrumpida mantendría el poder por más tiempo en su pais, a principios del siglo XX

La cuesti√≥n encierra la tesis del gendarme necesario encuentra en la figura de Juan Vicente Gomez el principio de una paradoja todav√≠a irresoluble en la memoria pol√≠tica de los venezolanos: ¬Ņ Cu√°l es el precio que debe pagar un pa√≠s por la consolidaci√≥n de su unidad nacional?  Esta pregunta sigue suscitando pol√©mica, y muchas veces discusi√≥n maniquea, cuando se intenta evaluar la labor del mentado‚ÄĚ Benem√©rito‚ÄĚ.  Sus tiempos fueron los de las evocadas haza√Īas  de la ‚Äú Pacificaci√≥n nacional‚ÄĚ , La consolidaci√≥n de una unidad pol√≠tica territorial consentido de estado-nacion,  la unificaci√≥n del ej√©rcito y su profesionalizaci√≥n institucional, y tambi√©n de otras m√°s adjetivas,  pero asimismo m√°s idealizadas por la memoria colectiva:  

El pago de la deuda externa en 1930 y la pol√≠tica de construcci√≥n masiva de carreteras,  que, mientras comunicaba todo el territorio nacional, condenado a trabajos forzosos a los presos pol√≠ticos.  todo esto ocurri√≥ a comienzos del siglo XX, en el per√≠odo comprendido entre 1908 y 1935, es decir, durante el tiempo qu√© demor√≥ el mandato del dictador,  y en cu√°l, por cierto, Venezuela Dej√≥ de ser una naci√≥n agraria para convertirse en uno de los pa√≠ses con mayores reservas petroleras del mundo. 

Lo dicho,   sin embargo, aconteci√≥ en un clima de silencio pol√≠tico y estratagemas de concentraci√≥n de poder en la figura de un solo hombre, Con claras pol√≠ticas de abolici√≥n del disenso pol√≠tico; y,  por tanto, tambi√©n fueron tiempos del famoso‚ÄĚ consejo de gobierno‚ÄĚ , de la incorporaci√≥n de los l√≠deres rebeldes y pensadores positivistas en las filas del estado, de los exilios pol√≠ticos,  de la c√°rcel llamada‚ÄĚ La Rotonda‚ÄĚ y del oscurantismo intelectual de una Venezuela decadencia. Sus tiempos fueron as√≠ , Los del primer ensayo exitoso de un r√©gimen totalitario en Venezuela, qu√©,  Al haberse identificado hasta la saciedad con la figura del Gran Caudillo, se sigue confundiendo hoy en d√≠a con los hechos de su propia vida; por ello, sus tiempos fueron, simplemente, los tiempos de Juan Vicente G√≥mez. 

 Sobre  la persona de G√≥mez reposa toda una mitolog√≠a que intenta,,  quiz√° sin darse cuenta, comprender el giro sem√°ntico de vida de hacienda que  imprimio este hombre la naci√≥n toda. Cuando se destaca entre sus logros la milagrosa organizaci√≥n de la hacienda p√ļblica,  y entre perversiones la de haberse convertido en el mayor terrateniente y latifundista del pa√≠s, por v√≠a de la apropiaci√≥n ileg√≠tima de una proporci√≥n considerable del territorio nacional. 

 Se apunta inmediatamente  a las condiciones de su nacimiento, ocurrido el 24 de julio de 1857 en el seno de una importante familia de hacendados andinos que habitaban en la finca la Mulera,  en el estado T√°chira. Hombre robusto, de temperamento recio y vern√°culo, como lo fuera tambien su compadre Cipriano Castro, con qui√©n inaugurar√° para Venezuela ‚ÄúLa Saga de los Andinos en el poder‚ÄĚ, Mapa creci√≥ con las astucias y los privilegios de primog√©nito de una pr√≥diga familia de 12 hermanos ( Indalecia, Juan Crisostomo, Regina , entre otros),  de quienes se haria cargo, ademas su madre Hermegenilda Chac√≥n Alarc√≥n despues de la muerte de su padre Pedro Cornelio Gomez, tambien hacendado y traficante de ganado, en 1883. 

La trayectoria vital de Juan Vicente G√≥mez hasta convertirse en el gobernante m√≠tico de guantes blancos,   astuto y de pocas palabras, esto evident por las vicisitudes de una guerra civil eternizada en la naci√≥n bajo la forma de revoluciones pol√≠ticas que se suced√≠an unas a otras entre las m√ļltiples fragmentaciones  de los tradicionales partidos liberal y conservador;

y fue precisamente a ra√≠z de una querella entre dos facciones del liberalismo amarillo tachirense en la cual muri√≥ su compadre Evaristo Jaime,  cuando conoci√≥ a su gran compa√Īero de armas y amigo, Al Coronel Cipriano Castro. El fabulario de la relaci√≥n que existi√≥ entre ambos rosa por muchos √°ngulos el costumbrismo de las grandes familias de la regi√≥n andina. 

El pacificador de Venezuela

Junto a este nuevo compadre, Juan Vicente G√≥mez se form√≥ como estratega militar en tres importantes campa√Īas, hasta convertirse en el gran pacificador de Venezuela. Como Ya lo reconociera la poblaci√≥n en 1903.  La primera de ellas ocurri√≥ en el contexto de la revoluci√≥n legalista,  encabezada por Joaqu√≠n Crespo en contra del presidente Raimundo Andueza Palacio,  en la cual G√≥mez ingreso en el Estado Mayor del ej√©rcito de Castro ( entonces de disputado  ante el congreso por T√°chira) c√≥mo Coronel y encargado de la log√≠stica en la defensa de la regi√≥n frente a los revolucionarios. 

El exilio hacia tierras de la frontera colombiana fue el destino que le toc√≥ vivir a ambos;  corrientes es el a√Īo de 1892. Casi rosa cambio del siglo, el 23 de mayo de 1899, las circunstancias fueron propicias para que Juan Vicente G√≥mez se animar√° a seguir a Castro,  en calidad de general y segundo jefe expedicionario, en su fruct√≠fero intento de tomar la plaza de Caracas bajo la bandera de la Revoluci√≥n liberal restauradora. El trayecto, iniciado en t√°chira,  atraves√≥ M√©rida, Trujillo, Lara, Yaracuy y Carabobo. y culmin√≥ el 22 de octubre en la ciudad capital. A G√≥mez le toc√≥ ejercer varios cargos de √≠ndole militar y administrativo, tanto en Caracas como en t√°chira,  hasta que la asamblea Constituyente ‚Äú propuesta por el nuevo gobierno restaurador‚ÄĚ lo nombr√≥, en febrero de 1901, segundo vicepresidente de la rep√ļblica, siendo Cipriano Castro nombrado presidente y Ram√≥n Ayala primer vicepresidente.

Fue,  sin embargo, la astucia y tenacidad mostrada por G√≥mez en la campa√Īa contra la terca revoluci√≥n libertadora lo que motiv√≥ qu√© Castro lo predestinara a ser el Pacificador de Venezuela.  

 Aquella Revoluci√≥n fue una lucha incesante que, durante 3 a√Īos,  mantuvo al gobierno en campa√Īa, y en la cual figuraron hombres c√≥mo Luciano Mendoza,  Juan Pablo Pe√Īaloza, Gregorio Segundo Riera, Nicol√°s Rolando, Carlos Rangel Garbiras y Am√°biles Solagnie  en batallas como la de la Victoria (12 de octubre al 2 de noviembre de 1902), y Ciudad Bol√≠var (entre el 19 y el 21 de julio de 1903). Durante  esta contienda, Juan Vicente G√≥mez estuvo a la cabeza de los ej√©rcitos nacionales y cuando le toc√≥ hacerlo, ejerci√≥ de presidente encargado de la Rep√ļblica de Venezuela. 

El Gomecismo

‚ÄúCosas del Poder‚ÄĚ , podria demoniarse a los acontecimientos que se sucitaron posteriormente y que determinar√≠an, en gran medida, la elevaci√≥n de Juan Vicente  G√≥mez a la posici√≥n de Benemerito de Venezuela. La cultura pol√≠tica de la naci√≥n no dejaba de manifestarse; despu√©s de un vac√≠o legal como usted me dice a prop√≥sito de una reforma propuesta por Castro para prolongar su periodo presidencial,  G√≥mez fue nombrado definitivamente primer vicepresidente de la rep√ļblica para el per√≠odo 1905- 1911. Ya para esa fecha, el llamado gobierno restaurador se encontraba dividido en camarillas organizadas en torno a la figura de los dos l√≠deres,  gomitas por un lado y castristas por otro lado.

Explotación petrolera en la epoca de Juan Vicente Gomez
Los objetivos economicos del gobierno de Gomez se concentraron en asegurar el pago de la deuda externa, lo que finalmente se consiguio gracias a las extracciones petroliferas

De las intrigas entre ambos bandos resultarían la aclamación y la conjura al presidente Castro, de lo cual Juan Vicente Gómez sacaría provecho en Procura de la limpieza de su imagen.

Se  se mantuvo imp√°vido ante las sospechas de Castro respecto a su supuesta Conspiraci√≥n Y esperar√≠a el momento preciso para dar la estocada que lo llevar√≠a al poder . En noviembre de 1908 El General Castro debi√≥ abandonar el pa√≠s por razones de salud y Gomez se qued√≥ en ejercicio de la presidencia provisional.El  19 de diciembre del mismo a√Īo, Juan Vicente G√≥mez junto a sus aliados de la restauraci√≥n, gana ganadero, y bajo pretexto de un supuesto Atentado que quisieran hacerle los aliados de Castro a su instancia llev√≥ a cabo un golpe de estado. 

 Las medidas del primer orden estuvieron orientadas a contener la posible sublevaci√≥n de las fuerzas opositoras. As√≠,  de de prensa y otorg√≥ el mismo derecho a los presos pol√≠ticos, convoc√≥ a todos los exiliados a retornar al pa√≠s y conform√≥ un consejo de gobierno no integrado por jefes militares de la conjura y de la antigua revoluci√≥n libertadora(  Francisco Linares Alc√°ntara, Roberto Vargas, Rafael Mar√≠a Caraba√Īo, Juan Pablo Pe√Īaloza). 

el 27 de abril de 1910,  El Congreso Nacional lo de signo presidente constitucional para el per√≠odo 1910- 1914.  Hasta 1913, puede decirse que Juan Vicente G√≥mez se dedic√≥ a constituir un gobierno de contenci√≥n en el que aparte de lo necesario para controlar la oposici√≥n,  dispuso por decreto, en 1910, la creaci√≥n de la academia militar como base de un ej√©rcito nacional, que a la postre pondr√≠a termin√≥ definitivo al sistema de ej√©rcitos privados controlados por los caudillos regionales. 

A partir de 1913 , cuando Gomez decidi√≥ prolongar el per√≠odo 7 a√Īos, desconocer las elecciones y expulsar a todos los antiguos l√≠deres del Consejo de Gobierno ‚ÄúBajo supuesta amenaza de invasi√≥n de Cipriano Castro‚ÄĚ. 

Se  inici√≥ el verdadero proceso que caracteriz√≥ la √©poca gomecista.  Su permanencia en el poder se prolong√≥ hasta 1935, dividida en tres per√≠odos constitucionales 1915-1921,  1922 -1929 y 1931-1935. En ellos gobern√≥ desde la figura del presidente de la rep√ļblica, atribuy√©ndose la figura de jefe supremo de los ej√©rcitos de Venezuela. En   varias oportunidades nombr√≥ presidentes encargados, entre los que figuraron Jos√© Gil Fortoul , Victorino M√°rquez Bustillos y Juan Bautista P√©rez.

Se rodeo entonces de asesores pertenecientes a la √öltima Generaci√≥n de pensadores positivistas,  conocido como El gabinete l√≠rico ( Jos√© Gil fortul, Laureano vallenilla lanz), quienes contribuyeron en el proceso de legitimaci√≥n del r√©gimen de la misma forma c√≥mo lo hicieron Los profesionales de las armas que se guardaban de aquella academia militar a cargo. 

Su numerosa familia,  pr√≥diga en hermanos, hijos y mujeres( de Dionisio y dolores Amelia N√ļ√Īez de C√°ceres),  form√≥ parte Igualmente de su apoyo pol√≠tico. Ese a√Īo de 1913 tambi√©n fue el de la clausura de la universidad central por un per√≠odo de casi 10 a√Īos.  Los hitos de este r√©gimen coinciden, sin duda, con un cambio radical en la estructura pol√≠tica y econ√≥mica del pa√≠s.

A partir de 1914, tras el descubrimiento del pozo petrolero de mene grande,  comienza la transformaci√≥n de Venezuela en naci√≥n petrolera. Se promulgaron leyes y pronunciaron los primeros reglamentos para la explotaci√≥n de esa fuente energ√©tica, que la naci√≥n s√≥lo pod√≠a comprender como riqueza.  Otro hito de entonces fue la construcci√≥n de carreteras que permitieron la comunicaci√≥n terrestre del pa√≠s y facilitaron la creaci√≥n de una conciencia nacional. La ley sobre hidrocarburos, la creaci√≥n del banco obrero y del Banco Agr√≠cola y Pecuario , y la promulgaci√≥n de la primera ley del trabajo,  son elementos paradigm√°ticos del r√©gimen.

Foto de juan Vicente Gomez en sus ultimos a√Īos de vida
G√≥mez, con el tipico sombrero redondo que usaba en aquella epoca fotografiado en el fundo de Tocoron, acompa√Īado por el Teniente Coronel Ulises Sanchez y el Coronel Urpiano Valera.

El  el interrogante,  sin embargo, se sigue planteando cada vez que la naci√≥n recuerda aquella generaci√≥n de estudiantes qu√©,  a prop√≥sito de una celebraci√≥n de carnaval, se manifest√≥ adversa contra el absolutismo del Benem√©rito, y de la cual Por cierto surgieron los l√≠deres e intelectuales que luego se encargar√≠an de conducir los destinos de la naci√≥n. La voz  de aquella √©poca y, por tanto , de la paradoja era el famoso sacala patalaja- sacalapatalaja, sacalapatalaja. 

Juan Vicente G√≥mez escogido por casa de gobierno la ciudad de maracay y de ah√≠ supo tejer los hilos de un absolutismo in√©dito para la naci√≥n. Supo  gerenciar, con de hacienda, las vidas de los venezolanos que tanto por el terror como por las d√°divas, no olvidarian al Benem√©rito. Juan Vicente G√≥mez muri√≥ de una enfermedad de pr√≥stata el 17 de diciembre de 1935. Todav√≠a anciano quer√≠a seguir gobernando,  pero mal que bien el pa√≠s ya era otro. 

Presidentes de Venezuela, Guia Pivot, Jose Antonio Paez, Romulo Gallegos, Hugo Chavez

Jose Antonio Paez

Biografia Jose Antonio Paez (1790-1873)

Jose Antonio Paez (1790-1873)
Jose Antonio Paez, General en Jefe de la Independencia de Venezuela y Presidente de la Republica en tres ocaciones.
A√ĪoHechos Relevantes
1790 El 13 de junio nace Jose Antonio Paez en Curpa, estado Portuguesa.
1818 Consolidado como jefe supremo de los ejercitos llaneros, suma sus tropas a las de Bolivar , con quien se encuentra el 10 de enero en el hato Ca√Īafistola.
1819 3 de Abril: vence a Morillo en la batalla de las Queseras de Medio.
1821 24 de Junio : participa en la batalla de Carabobo y asume el cargo
1826 En Mayo es nombrado jefe superior civil y militar de Venezuela.
1829 Una Asamblea destituye a Bolívar y entrega el poder a Paez.
1831 24 de Marzo: es electo presidente constitucional.
1848 Se alza en armas contra el presidente Jose Tadeo Monagas.
1849 2 de Julio: Invade a Venezuela por la Vela de Coro, pero es hecho prisionero y llevado al castillo de San Antonio en Cuman√°.
1850 Es liberado y se embarca en el buque Libertador rumbo a Saint-Thomas.
1859 El presidente Julian Castro lo nombra jefe militar.
1873 6 de mayo : fallece en Nueva York.

La multiplicidad de intereses que han arropado la llamada historia de la independencia de Venezuela y el nacimiento de la rep√ļblica,  durante el siglo XIX, encuentra su representaci√≥n m√°xima en la figura de Jose Antonio Paez. Las circunstancias que condujeron a este hombre, de condici√≥n humilde,  a convertirse en presidente de la rep√ļblica Y en el gran defensor de Venezuela, no hacen sino dibujar un panorama de Alianzas pol√≠tica y militares Necesarias en un escenario de m√°xima inestabilidad. En   su reverso, la historia revela las m√ļltiples facetas de un hombre qu√©, Movido por el azar de una guerra civil con tinte independentista, declinaba su rostro en Pe√≥n de hacienda, comerciante de ganado, jefe de los ej√©rcitos Llaneros y gran Caudillo de la patria. 

Muy  lejos de la Caracas criolla  the impetus revolucionarios y asideros conservadores de finales del siglo XVIII,  nace en Curpa , estado portuguesa, Jos√© Antonio P√°ez el 13 de julio de 1790. Era descendiente de canarios   hijo de Juan Victorio Paez y Mar√≠a violante Herrera , ambos de Fortuna muy escasa. La familia se encontraba m√°s bien desarticulada;  el padre viv√≠a en la ciudad de guanare y trabajaba para el gobierno colonial en un estanco de tabaco, mientras la madre iba reservando destinos  a sus 8 hijos.

Cuando ten√≠a 8 a√Īos de edad, P√°ez fue enviado por su madre a estudiar en una peque√Īa escuela de guama( una maestra, como la se√Īora Gregoria- comentaba P√°ez-,  abria la escuela como industria para ganar la vida, y ense√Īaba a leer mal la doctrina cristiana, que fuerza azotes se les hac√≠a aprender de memoria a los muchachos, y cu√°nto m√°s a formar palotes seg√ļn el m√©todo del profesor Palomares). ¬°Qu√© lejos estaba esta formaci√≥n de la que se impart√≠a en la escuela de primeras letras de Caracas!

Claro est√° que las letras no forman parte de la expectativa de aquella familia,   pues la colonia no reservaba muchos derechos para las clases despose√≠das. Sin embargo,  nada de esto ser√≠a impedimento para que Jos√© Antonio P√°ez se formara en aquello Por lo cual se distinguir√≠a.  La escuela de este hombre fue la qu√© ofrec√≠an los llanos de Apure y su estirpe era la del llanero. Grandes extensiones de tierras con pastizales de elevado tama√Īo ‚Äú h√ļmedos,     secos o inundados seg√ļn la temporada‚ÄĚ. quienes compon√≠an el paisaje de esta especie de hombre, cuya actividad era lidiar con las bestias del ganado caballar y vacuno en un Horizonte que s√≥lo se comprend√≠a a s√≠ mismo.  huyendo de un incidente que le cost√≥ la vida a un Bandido Qu√© quer√≠a asaltarle, P√°ez se intern√≥ en los Llanos y se empleo como pe√≥n en el hato de La Calzada., propiedad de Manuel Pulido.

Bajo las √≥rdenes del negro manuelote, esclavo de Pulido y capataz de la Hacienda,  aprendi√≥ todo aquello con Llaneros Debes saber: ojear el ganado, rodeo, la junta, herrar, enlazar, colear. para todo ello tuvo que aprender a montar de forma tal que su cuerpo se fusionar√° con la bestia hasta parecer un Centauro. ‚Äú Imag√≠nese El lector cuando uno deb√≠a ser el aprendizaje de semejante vida –  dir√≠a P√°ez en su autobiograf√≠a-, que s√≥lo pod√≠a resistir el hombre de robusta complexi√≥n o que se hab√≠a acostumbrado desde muy joven. Mi cuerpo , a fuerza de golpes, se volvi√≥ de hierro, y mi alma adquiri√≥, con las adversidades, en los primeros a√Īos, ese Temple que la educaci√≥n m√°s esmerada dif√≠cilmente habr√≠a podido darle‚ÄĚ. ¬° Catire P√°ez! ,  los sol√≠a Llamar manuelote.

El Centauro de los Llanos

El Centauro del Llano Jose Antonio Paez
Paez es celebre por haber inventado una t√°ctica de combate llamada ¬ęEl Vuelvan Caras¬Ľ

La ganader√≠a se hab√≠a convertido en ese entonces en un sustituto importante del derruido comercio de cacao, y ello atrajo a muchos comerciantes a fundar hatos  all√≠ donde consideran rodear a unas cuantas bestias salvajes. tal era el caso de Pulido y lo ser√≠a tambi√©n el de P√°ez, A qui√©n a qui√©n le ofreci√≥ la posibilidad de ayudarle en la comercializaci√≥n del ganado en el hato del Paguey. Fue  tal la destreza que adquiri√≥ P√°ez en esta actividad que decidi√≥ independizarse, conquistar sus propias tierras y vender su propio ganado. comenz√≥ entonces una nueva vida para Jos√© Antonio P√°ez, que no abandonar√≠a jam√°s. 

Cuando ejerc√≠a de peque√Īo comerciante todav√≠a, en uno de sus acostumbrados recorridos de acarigua a barinas,  conocen el pueblo de canagua a Dominga Ortiz Orz√ļa, hu√©rfana de 17 a√Īos con quien se cas√≥ en esa ciudad en julio de 1809. La  vida conyugal se ver√≠a interrumpida por causa de la llamada gran guerra, iniciaba en 1811, nutrida s√≥lo por encuentros infrecuentes hasta 1821, cuando apareci√≥ Barbarita Nieves en la vida del futuro Caudillo.  Dos hijos nacieron del vientre de Do√Īa Dominga: Manuel Antonio y Mar√≠a del Rosario.

 El estallido de la gran guerra civil fue la consecuencia m√°s inmediata de la declaraci√≥n de la independencia ( 5 de julio de 1811).  y la posterior sanci√≥n de una Constituci√≥n Federal. Las diferencias entre los Criollos Patriotas y los adeptos al entonces prisionero FernandoVII no fueron sino una de las aristas de la contienda;  el bando realista, comandado por Domingo Monteverde, se opon√≠a tambi√©n a la Revoluci√≥n hallando la mayor√≠a de sus fuerzas militares en los reci√©n configurados ej√©rcitos de pardos y esclavos. La cuesti√≥n de fondo era entonces una lucha entre clases y castas por la tenencia de la Tierra,  la pensi√≥n o p√©rdida de privilegios pol√≠ticos, y por reivindicaciones estamentaria de los despose√≠dos. 

Nada diferente suced√≠a en los llanos de Apure,  donde la situaci√≥n se vivi√≥ como un confuso llamado a las armas.  las noticias llegaban por intermedio de algunos due√Īos de hacienda,  quienes , aterrorizados por posible p√©rdida de sus tierras, decid√≠an armar sus propios ej√©rcitos. Tal  fue el caso de Pulido, quien no tard√≥ en convocar a P√°ez para que le ayudara a entrenar a sus hombres en pro de esta causa defensiva. Resultado muy dif√≠cil, sin embargo,  que los Llaneros lograr√°n dibujarle un rostro distinto a su enemigo como no fuera el de su opresor m√°s inmediato, y de que muchos de ellos se unieron a la causa realista.  en esta mara√Īa de confusiones, cuyo resultado fue la capitulaci√≥n de Miranda y la p√©rdida de la Rep√ļblica en 1812, Jos√© Antonio P√°ez se defini√≥ como patriota y se incorpor√≥ a las tropas republicanas que mandaba Pulido.

El regreso de Jos√© Antonio P√°ez a los Llanos se produjo en 1813;  en 1914 se traslad√≥ a M√©rida, donde permaneci√≥ hasta septiembre del mismo a√Īo,  cuando volvi√≥ nuevamente a los Llanos. no saldr√≠a de este territorio hasta 1818,   cuando sum√≥ las u√Īas a las tropas del ej√©rcito de Bol√≠var. P√°ez, se dice , significado para siempre estuvo enfrentado contra los realistas,  con independencia de que los intereses que lo movilizar√°n tendieran, en un principio, m√°s hacia la defensa de los territorios que hac√≠a la llamada causa independentista. Reclutado  y pr√≥fugo del Batall√≥n realista a cargo de Antonio Tiscar en 1813, logr√≥ armar progresivamente un poderoso ej√©rcito(Patriota) que coma 1818 era una de las principales fuerzas con las que contaba la independencia. 

 La estrategia de reclutamiento Era la de ofrecer tierras a cambio de lealtad militar;  esta t√°ctica se convirti√≥ en una de las armas m√°s poderosas a favor de la conquista de la independencia en 1821,  pero tambi√©n fue lo que permiti√≥ a P√°ez convertirse en uno de los principales latifundistas del pa√≠s. Hasta m√°s 1816  las batallas libradas por Jos√© Antonio P√°ez C√≥mo capit√°n de caballer√≠a persegu√≠an s√≥lo el prop√≥sito de la defensa y la conquista de nuevos territorios; la batalla de las Matas de Guerrere√Īas,  en noviembre de 1813, es una de las contiendas que se destacan de este periodo. 

Entre 1816 y 1818 puede decirse que Jos√© Antonio P√°ez se consolid√≥ como jefe supremo de los ej√©rcitos Llaneros.  Su carisma era impresionante y su temeridad, No s√≥lo en la estrategia del combate sino, adem√°s, en el desconocimiento de la jerarqu√≠a de mando cuando lo consideraba necesario,  le permitieron ganar adeptos en su escalada hacia la posici√≥n de M√°ximo Caudillo . ¬ŅQuien crey√≥ jam√°s que aquellos hombres ‚Äú dec√≠a P√°ez refiri√©ndose a los Llaneros que formaron parte de los ej√©rcitos de Boves y Ya√Īez‚ÄĚ , por algunos escritores calificados de salvajes,  acostumbrados a venerar El nombre del Rey como el de una divinidad, pudieran jam√°s decidirse a abandonar la causa que llamaban Santa para seguir la de la patria, nombre que para ellos no ten√≠a significado alguno?  

Fueron los tiempos de las famosas batallas de Chire,    mata de la miel, yagual y mucuritas; en ellas se peleaba con armas blancas, se al enemigo , y se empu√Īaba la lanza  con la cual la v√≠ctima ca√≠ abatida luego de haber sido levantada, casi a la altura de 2 metros por el impacto del arma sobre su cuerpo a la velocidad del Centauro.  Seat acaba por varios flancos en forma simult√°nea, por la retaguardia y a contragolpe, c√≥mo era el estilo preferido del Caudillo, qui√©n se hizo famoso por la t√°ctica de‚ÄĚ vuelvan caras‚ÄĚ, ‚Äú vuelvan caras carajos ‚Äúo ‚Äú volver riendas‚ÄĚ  , qu√© consist√≠a en hacerse perseguir por el enemigo Y repentinamente darse la vuelta y emprender el contraataque. Estos fueron tambi√©n los tiempos del retorno de Fernando VII al poder y del General realista Pablo Morillo, el pacificador, A qui√©n no se  lograr√≠a vencer sino hasta 1821.

 Con el compromiso de unificar los los ej√©rcitos venezolanos ,  se traslad√≥ Bol√≠var a los Llanos en busca del General P√°ez, encuentro que se produjo el 30 de enero de 1818 en el hato  ca√Īafistola. La Uni√≥n de ambos ej√©rcitos se realiz√≥ de manera inmediata, gracias al acuerdo de Bol√≠var De otorgar tierras a los Llaneros y al carisma de P√°ez para seducir hombres.

Como jefe de guerrillas era sin igual ( dir√≠a Oleari a prop√≥sito del encuentro)  Complaciale referir sus proezas de guerra, pero aunque hubiese recibido esmerada educaci√≥n militar nunca habr√≠a llegado a ser capit√°n consumado, pues la menor contradicci√≥n o emoci√≥n le produc√≠an fuertes convulsiones qu√© le privaban del sentido por el momento,  y eran seguidas de debilidad f√≠sica y moral. Mi lanza ¬ŅDonde est√° mi lanza? ‚Äú venga Mi caballo‚ÄĚ. Asi se despertaba P√°ez de las convulsiones y as√≠ lo har√≠a luego de la derrota sufrida en el Trapiche de gamarra; por ello convenci√≥ entonces a Bol√≠var de seguir una estrategia que los llevar√≠a a enfrentarse morillo en las Riberas del apure y vencerlo en la famosa batalla queseras del medio,  el 2 de abril de 1819; con ello obtuvieron P√°ez y sus soldados el galard√≥n de la cruz de los Libertadores.

En 1821, despu√©s de un a√Īo de relativa calma, Bol√≠var rompi√≥ la tregua que hab√≠a pactado con Morillo ; y P√°ez acatando las √≥rdenes del libertador , Partidas encuentro desde achaguas hacia San Carlos, el 10 de mayo de 1821, con mil infantes, 1500 jinete, 2000 caballos de reserva y cuatro mil  novillos. La cita ten√≠a c√≥mo prop√≥sito planear la estrategia de aquella contienda conocida como la batalla de Carabobo ( 24 de junio de 1821), en la cual se venci√≥ definitivamente a los ej√©rcitos realistas de Venezuela.

El bizarro General P√°ez ‚Äúdir√≠a Bol√≠var al vicepresidente de Colombia‚ÄĚ a la cabeza de los dos batallones de su divisi√≥n y del regimiento de caballer√≠a del valiente Coronel Mu√Īoz, marcho con tal intrepidez sobre la derecha del enemigo que en media hora √©l   fue envuelto y cortado. Nada har√° jam√°s bastante honor al valor de estas tropas. La conducta del General P√°ez en la √ļltima y en la mas gloriosa victoria de Colombia lo ha hecho acreedor al √ļltimo Rango en la milicia, y yo, en nombre del congreso, Lee ofrecido en el campo de la batalla el empleo de General en jefe del ej√©rcito‚ÄĚ. 

La Cosiata

Eran los tiempos de la gran Colombia( 1819- 1830)  y Venezuela, adherida a esta rep√ļblica, hab√≠a quedado dividida en tres departamentos:  Venezuela( pero provincias de Caracas, carabobo, barquisimeto, barinas y apure), Orinoco(  provincias de guayana, cuman√°, Barcelona y Margarita) y zulia ( provincias de Maracaibo, coro,  M√©rida y Trujillo). En 1821 P√°ez asumi√≥ el cargo de comandante general del ej√©rcito del departamento de Venezuela,  en cuyo ejercicio, lejos de consolidar La Uni√≥n de la gran rep√ļblica ‚Äúcu√°l era la expectativa de Bol√≠var‚ÄĚ, se convirti√≥ en el l√≠der del movimiento de separaci√≥n de Venezuela conocido como La Cosiata, El Clima de inestabilidad pol√≠tica existente en toda la rep√ļblica colombiana para 1825 ser√≠a aprovechado por P√°ez para iniciar su escalada definitiva al poder. Despues  de la toma del Castillo de Puerto cabello en noviembre de 1823, P√°ez se insubordino progresivamente del poder ejecutivo y ejerci√≥ su poder√≠o militar en forma independiente y extralimitada.

En  enero de 1826 P√°ez se vio implicado en el acontecimiento violento llevado a cabo por los batallones anzo√°tegui y apure, a prop√≥sito del reclutamiento de la poblaci√≥n,  en las ciudades de Caracas y Valencia. Tales hechos llevar√≠an al senado colombiano a suspender lo de su cargo en virtud de las denuncias que contra √©l hicieron las municipalidades de valencia y Caracas:; deb√≠a comparecer ante el congreso colombiano,  pero para eso se neg√≥ y prefiri√≥ secundar las Revueltas que, en su nombre, hicieran sus allegados. Ante el medio de una nueva guerra, P√°ez fue repuesto en sus actividades el 6 de abril de 1826. 

 La cosiata  estaba en proceso, y los conspiradores ve√≠an en la figura del Caudillo al hombre capaz de consolidar la separaci√≥n.A mediados de mayo de 1826, P√°ez fue nombrado jefe superior civil y militar de Venezuela,  y este se comprometi√≥ a cumplir las leyes, siempre y cuando se desconociera la autoridad de Bogot√° ; el Cabildo de Caracas y otras municipalidades secundaron la propuesta. b√°ez hab√≠a sido instado Entonces por los  conspiradores( entre los que se encontraba Miguel Pe√Īa) a convocar una asamblea nacional Constituyente, actividad que program√≥ para el 10 de enero de 1827.

Bol√≠var, enterado de los acontecimientos en Per√ļ, regres√≥ a Venezuela con el objeto de poner orden, implant√≥ una serie de medidas y ratific√≥ a P√°ez en su cargo de jefe superior civil y militar. Sin  embargo, una vez fracasada la convenci√≥n de oca√Īa y Bol√≠var Presidente de Colombia, Venezuela contin√ļa su proceso de separaci√≥n y, a finales de noviembre de 1829 , una asamblea celebrada en el convento de San Francisco de Caracas desconoci√≥ la autoridad del libertador y entreg√≥ el poder a Jos√© Antonio P√°ez.

Jose Antonio Paez en la Presidencia de Venezuela

Moneda con la Cara de Paez
Paez tuvo una carrera politica llena de tropiezos, y con su talante autoritario y en defensa de una ideologia conservadora, persiguio a los liberales.

El 13 de enero de 1830 se estableci√≥ Un gobierno provisional, convoc√≥ elecciones y el 20 de febrero se reunieron las asambleas primarias qu√© eligieron los diputados al Congreso Constituyente de Valencia;  este, reunidos a comienzos de mayo, nombr√≥ presidente provisional de la Rep√ļblica de Venezuela a P√°ez, quien form√≥ gobierno con la camarilla que siempre la hab√≠a acompa√Īado. Se trataba entonces de pacificar y construir el estado,  que comprend√≠a un territorio, empobrecido y desarticulado de aproximadamente 1.000.000 kil√≥metros cuadrados, con una poblaci√≥n aproximada de 700.000 habitantes. 

 El congreso aprob√≥ una constituci√≥n pactada de corte centro Federal y nombr√≥ a Jos√© Antonio P√°ez, en    marzo de 1831, presidente constitucional de la Rep√ļblica de Venezuela para el per√≠odo 1831-1835.

El  Caudillo,  eje central de la pol√≠tica hasta 1847,  organiz√≥ una nueva oligarqu√≠a, hallada entre los antiguos hacendados y due√Īos de hato,  generales beneficiados por el reparto de tierras, comerciantes y la clase mantuana de siempre. Las  bases del gobierno, aunque con algunos descontentos, era medianamente s√≥lidas.

La figura de P√°ez serv√≠a como mediaci√≥n entre el estado y los excluidos,  mientras la oligarqu√≠a asegurada su continuidad en el poder mediante el establecimiento de la participaci√≥n censitaria y el voto indirecto. P√°ez no logr√≥ ejercer el poder a nivel nacional en virtud de la desarticulaci√≥n en la cual se encontraba el pa√≠s, dominado por caudillos regionales sobre todo en las zonas de Oriente y los Llanos. Sin  embargo, el Caudillo ejecut√≥ algunas medidas de importancia, como la Organizaci√≥n de las finanzas p√ļblicas, la eliminaci√≥n del sistema de alcabalas, la supresi√≥n del monopolio del tabaco y de los derechos de exportaci√≥n del caf√© y el algod√≥n.

 La escena pol√≠tica en 1834 perfilaba unas elecciones re√Īidas. Jos√© Mar√≠a Vargas,  representante del poder civilista, result√≥ electo por mayor√≠a para el periodo 1835- 1839.  Inmediatamente , estall√≥ la llamada revoluci√≥n de las reformas( originada en las filas del ejercito  y lideradas por Santiago Mari√Īo), Nuevamente, Jos√© Antonio P√°ez entr√≥ en escena con el objeto de pacificar la situaci√≥n.

En  calidad de ministro de la defensa logr√≥ apaciguar la revuelta; fue famoso su decreto monstruo, en el cual se establec√≠a la pena del cadalso para los cabecillas de las Revueltas.A  pesar de haber implantado importantes medidas, sobre todo en la educaci√≥n y la salud, Jos√© Mar√≠a Vargas renunci√≥ a su mandato en mayo de 1836, entre otras razones porque consideraba que  P√°ez no le brindaba el suficiente apoyo. El Le√≥n de la payara fue otro de los apoyos que recibiera P√°ez con motivo de haber soportado una segunda revuelta en 1837, mientras Carlos Sublette se encontraba a cargo de la presidencia .

 En 1838 Jos√© Antonio P√°ez fue elegido nuevamente presidente constitucional(  1839 -1843) . En Este periodo P√°ez tuvo que enfrentar el deterioro en los intercambios entre los pa√≠ses exportadores y los pa√≠ses en proceso de industrializaci√≥n,  pese a lo cual logr√≥ cancelar un 33% de la deuda contra√≠da durante la Guerra. Cre√≥ la sociedad de amigos del Pa√≠s y en 1842 repatri√≥ los restos del libertador. Paralelamente, Se cre√≥ la sociedad liberal caraque√Īa,  futuro partido liberal de Venezuela, y el peri√≥dico El venezolano, √≥rgano de divulgaci√≥n de la organizaci√≥n liberal en franca oposici√≥n hacia el gobierno. Antonio Leocadio Guzm√°n se erigi√≥ entonces como uno de los l√≠deres de la oposici√≥n. 

Hacia  1847 el partido liberal hab√≠a cobrado fuerza en varias ciudades y barriadas del territorio nacional;  su car√°cter policlasista vaticinaba la guerra civil que enfrentar√≠a a los venezolanos a partir de 1859. En  marzo de 1847 Jos√© Tadeo monagas asumi√≥ la presidencia de la rep√ļblica apoyado por el gran Caudillo , como estrategia para calmar las aspiraciones de los liberales en las figuras de Antonio leocadio Guzm√°n Blanco y Ezequiel Zamora. Sin  embargo, no tardar√≠a en instaurarse el llamado monogato y P√°ez comenz√≥ a sufrir las penas de la defenestraci√≥n.

En 1848 Jos√© Tadeo monagas cometi√≥ un Atentado contra el congreso y P√°ez asumi√≥ la defensa, est√° ves por la v√≠a de la revuelta y el alzamiento. La  primera asonada llevaba a cabo por P√°ez en calabozo y San Fernando le signific√≥ una derrota al Caudillo, quien huy√≥ sin pensarlo dos veces a Nueva Granada. De sde Oca√Īa pas√≥ a Santa Marta, en donde embarc√≥ hacia Jamaica, Saint-Thomas y Curacao , para planear desde aqu√≠ una segunda expedici√≥n.

El General Paez recibido con Admiracion en Nueva York
El General Paez fue recibido con respeto y admiración a su llegada a Nueva York en 1850

El  2 de julio de 1849 desembarco en la vela de coro con la intenci√≥n de armar un ej√©rcito, pero fall√≥ en su intento y fue hecho prisionero y llevado al castillo de San Antonio de Cuman√°. Mientras  duraba su presidio, P√°ez era visitado por su hija Mar√≠a del Rosario y su esposa Do√Īa Dominga, re aparecida despu√©s de 30 a√Īos. Gracias a la diligencia que es ella ante Jos√© Tadeo Monagas, P√°ez logr√≥ salir en libertad y embarcarse en el buque libertador rumbo a Saint-thomas. Hasta  all√≠ lo acompa√Ī√≥ su esposa( 28 de mayo de 1850) para cerciorarse de que llegaba en buenas condiciones, y por las mismas se regres√≥ para no volver a verse jam√°s. De all√≠ pas√≥ a los Estados Unidos, de con todos los honores en la ciudad desde Philadelphia, Filadelfia , Nueva York, Baltimore y  Washington. 

Una √ļltima jornada le tocar√≠a desempe√Īar a Jos√© Antonio P√°ez en Venezuela. El  pa√≠s lo segu√≠a aclamando ante las arbitrariedades cometidas por los hermanos Monagas. En  1859 Juli√°n Castro, presidente en ese entonces, lo nombr√≥ jefe militar. Hab√≠a estallado la guerra Federal:  P√°ez, en Valencia organiz√≥ una confabulaci√≥n para que lo aclamaron dictador cuando triunfar√° el bando conservador,  y sin m√°s se march√≥ nuevamente a Nueva York.

A su regreso, regres√≥ la coalici√≥n conservadora, primero con Manuel Felipe Tovar  y luego con Pedro Gual a la cabeza, lo nombr√≥ comandante general de todos los ej√©rcitos del gobierno. La estrategia de pa√≠s era reconciliarse con los federales Pero esto irrit√≥ sobremanera a cu√°l, qui√©n entonces fue hecho prisionero; Acto seguido se nombr√≥ a P√°ez dictador,  en 1861. Sin embargo, sus intentos de negociaci√≥n fracasaron, y en 1863 Antonio Guzm√°n Blanco le propuso abandonar el poder y firmar un acuerdo, el tratado de coche, por el cual se compromet√≠an ambos bandos a terminar la guerra. 

Los  √ļltimos 10 a√Īos de la vida de Jos√© Antonio P√°ez estuvieron nutridos por los viajes que nunca hab√≠a podido realizar y sus recuerdos,  que convirti√≥ en gloria.En su autobiograf√≠a evoca instantes como aquellos en Valencia cu√°ndo, para agradar a su amada Barbarita, represent√≥ Otelo junto a Carlos Soublette; obispos o aquellos otros que en su figura de Caudillo se transformaba por instantes en la de un excelente chelista. Despues  de una larga estancia en Nueva York, todav√≠a tuvo tiempo de visitar Brasil y Uruguay, y de establecerse en Buenos Aires, donde compuso una canci√≥n a una ni√Īa, intent√≥ negociar con cuero de ganado y fue nombrado brigadier general de la naci√≥n por el presidente domingo Faustino Sarmiento.

Regres√≥ a Nueva York ,  de d√≥nde sali√≥ nuevamente hacia el sur en febrero de 1872. cruz√≥ el istmo de Panam√° para viajar a Per√ļ, donde fue recibido con honores, viv√≠a M√©xico se volvi√≥ a Nueva York, donde falleci√≥ el 6 de mayo de 1873. 

Presidentes de Venezuela, Juan vicente Gomez, Romulo Gallegos, Guia Pivot, Hugo Chavez

referencias: wikipedia