René Descartes

Retrato de René Descartes
René Descartes hizo de la duda Metódica el punto de partidapara un sistema filosófico cuyo objetivo último es la certeza de la verdad

Biografía de René Descartes (1596-1650)

Biografía de René Descartes; Nació en La Haye, Francia, 1596.

Murió en Estocolmo, Suecia, 1650.  Filósofo y matemático francés. Se educó en el colegio jesuita de La Flèche (1604-1612), donde gozó de un cierto trato de favor en atención a su delicada salud. Obtuvo el título de bachiller y de licenciado en derecho por la facultad de Poitiers (1616), y a los veintidós años partió hacia los Países Bajos, donde sirvió como soldado en el ejército de Mauricio de Nassau.

 En 1619 se enroló en las filas del duque de Baviera; el 10 de noviembre, en el curso de tres sueños sucesivos, experimentó la famosa «revelación» que lo condujo a la elaboración de su método. Tras renunciar a la vida militar, viajó por Alemania y los Países Bajos y regresó a Francia en 1622, para vender sus posesiones y asegurarse así una vida independiente; pasó una temporada en Italia (1623-1625) y se afincó luego en París, donde se relacionó con la mayoría de científicos de la época. En 1628 decidió instalarse en los Países Bajos lugar que consideró más favorable para cumplir los objetivos filosóficos y científicos que se había fijado, y residió allí hasta 1649.

Visita de de René Descartes a la reina Cristina de de Suecia
En 1649, la reina Cristina de Suecia invitó a Descartes a su corte, donde a pesar de ser recibido por los gramáticos reales y tratado con gran deferencia. Arriba, óleo de P. Dumesnil que reproduce una escena de su estancia en Suecia.

Los cinco primeros años los dedicó principalmente a elaborar su propio sistema del mundo y su concepción del hombre y del cuerpo humano, que estaba a punto de completar en 1633 cuando, al tener noticia de la condena de Galileo, renunció a la publicación de su obra, que tendría lugar póstumamente. En 1637 apareció su famoso Discurso del método, presentado como prólogo a tres ensayos científicos. Descartes proponía una duda metódica, que sometiese a juicio todos los conocimientos de la época, aunque, a diferencia de los escépticos, la suya era una duda orientada a la búsqueda de principios últimos sobre los cuales cimentar sólidamente el saber.

<

Este principio lo halló en la existencia de la propia conciencia que duda, en su famosa formulación «pienso, luego existo». Sobre la base de esta primera evidencia, pudo desandar en parte el camino de su escepticismo, hallando en Dios el garante último de la verdad de las evidencias de la razón, que se manifiestan como ideas «claras y distintas». El método cartesiano, que propuso para todas las ciencias y disciplinas, consiste en descomponer los problemas complejos en partes progresivamente más sencillas hasta hallar sus elementos básicos, las ideas simples, que se presentan a la razón de un modo evidente, y proceder a partir de ellas, por síntesis, a reconstruir todo el complejo, exigiendo a cada nueva relación establecida entre ideas simples la misma evidencia de éstas.

Los ensayos científicos que seguían, ofrecían un compendio de sus teorías físicas, entre las que destaca su formulación de la ley de inercia y una especificación de su método para las matemáticas. Los fundamentos de su física mecanicista, que hacía de la extensión la principal propiedad de los cuerpos materiales, los situó en la metafísica que expuso en 1641, donde enunció así mismo su demostración de la existencia y la perfección de Dios y de la inmortalidad del alma.

El mecanicismo radical de sus teorías físicas, sin embargo, determinó que fuesen superadas más adelante. Pronto su filosofía empezó a ser conocida y comenzó a hacerse famoso, lo cual le acarreó amenazas de persecución religiosa por parte de algunas autoridades académicas y eclesiásticas, tanto en los Países Bajos como en Francia.

En 1649 aceptó la invitación de la reina Cristina de Suecia y se desplazó a Estocolmo, donde murió cinco meses después de su llegada a consecuencia de una neumonía. Descartes es considerado como el iniciador de la filosofía racionalista moderna por su planteamiento y resolución del problema de hallar un fundamento del conocimiento que garantice la certeza de éste, y como el filósofo que supone el punto de ruptura definitivo con la escolástica.

Obras maestras:

Discurso del método (Discours de la Méthode pour bien conduire sa raison et chercher la vérité dans les sciences, plus La Dioptrique, Les Météores et La Géométrie, qui sont des essais de cette méthode, 1637)

Las meditaciones (Meditationes de prima philosophia. 1641)

Los principios de la filosofía (Principia philosophiae, 1644)

Las pasiones del alma (Les passions de l’âme, 1649)

Tratado del Mundo (Le Monde de M. Descartes ou le Traité de la Lumière, 1664)

Tratado del Hombre (L’Homme de René Descartes et un Traité de la Formation du Fœtus, 1664)

Reglas para la dirección del espíritu (Reguale ad directionem ingenii, 1701)

Moctezuma I , Moctezuma II, Maquiavelo , Vasco da Gama , Miguel Angel  , Vasco de Balboa , Juan Elcano , Pizarro , Magallanes ,  Marín Lutero , Pedro Alvarado , Hernán Cortés , Enrique VIII , Soliman , Pedro Valdivia , Atahualpa , Carlos I , Nostradamus ,  Jimenez de Quesada , Caupolicán , francisco de orellana , Maria de Jesus ,  Lope de Aguirre  , Luis Vaz de Camoens ,  Felipe II, Ivan el terrible , Isabel I ,  Garcilaso , Francis Drake ,  Miguel de Cervantes , Galileo Galilei , William Shakespeare

Deja un comentario