Juan Vicente Gomez

Biografia de Juan Vicente Gomez (1857-1935)

Foto de Juan Vicente Gomez
Juan Vicente Gómez fue el gobernante venezolano que en forma ininterrumpida mantendría el poder por más tiempo en su pais, a principios del siglo XX

La cuesti√≥n encierra la tesis del gendarme necesario encuentra en la figura de Juan Vicente Gomez el principio de una paradoja todav√≠a irresoluble en la memoria pol√≠tica de los venezolanos: ¬Ņ Cu√°l es el precio que debe pagar un pa√≠s por la consolidaci√≥n de su unidad nacional?  Esta pregunta sigue suscitando pol√©mica, y muchas veces discusi√≥n maniquea, cuando se intenta evaluar la labor del mentado‚ÄĚ Benem√©rito‚ÄĚ.  Sus tiempos fueron los de las evocadas haza√Īas  de la ‚Äú Pacificaci√≥n nacional‚ÄĚ , La consolidaci√≥n de una unidad pol√≠tica territorial consentido de estado-nacion,  la unificaci√≥n del ej√©rcito y su profesionalizaci√≥n institucional, y tambi√©n de otras m√°s adjetivas,  pero asimismo m√°s idealizadas por la memoria colectiva:  

El pago de la deuda externa en 1930 y la pol√≠tica de construcci√≥n masiva de carreteras,  que, mientras comunicaba todo el territorio nacional, condenado a trabajos forzosos a los presos pol√≠ticos.  todo esto ocurri√≥ a comienzos del siglo XX, en el per√≠odo comprendido entre 1908 y 1935, es decir, durante el tiempo qu√© demor√≥ el mandato del dictador,  y en cu√°l, por cierto, Venezuela Dej√≥ de ser una naci√≥n agraria para convertirse en uno de los pa√≠ses con mayores reservas petroleras del mundo. 

Lo dicho,   sin embargo, aconteci√≥ en un clima de silencio pol√≠tico y estratagemas de concentraci√≥n de poder en la figura de un solo hombre, Con claras pol√≠ticas de abolici√≥n del disenso pol√≠tico; y,  por tanto, tambi√©n fueron tiempos del famoso‚ÄĚ consejo de gobierno‚ÄĚ , de la incorporaci√≥n de los l√≠deres rebeldes y pensadores positivistas en las filas del estado, de los exilios pol√≠ticos,  de la c√°rcel llamada‚ÄĚ La Rotonda‚ÄĚ y del oscurantismo intelectual de una Venezuela decadencia. Sus tiempos fueron as√≠ , Los del primer ensayo exitoso de un r√©gimen totalitario en Venezuela, qu√©,  Al haberse identificado hasta la saciedad con la figura del Gran Caudillo, se sigue confundiendo hoy en d√≠a con los hechos de su propia vida; por ello, sus tiempos fueron, simplemente, los tiempos de Juan Vicente G√≥mez. 

 Sobre  la persona de G√≥mez reposa toda una mitolog√≠a que intenta,,  quiz√° sin darse cuenta, comprender el giro sem√°ntico de vida de hacienda que  imprimio este hombre la naci√≥n toda. Cuando se destaca entre sus logros la milagrosa organizaci√≥n de la hacienda p√ļblica,  y entre perversiones la de haberse convertido en el mayor terrateniente y latifundista del pa√≠s, por v√≠a de la apropiaci√≥n ileg√≠tima de una proporci√≥n considerable del territorio nacional. 

 Se apunta inmediatamente  a las condiciones de su nacimiento, ocurrido el 24 de julio de 1857 en el seno de una importante familia de hacendados andinos que habitaban en la finca la Mulera,  en el estado T√°chira. Hombre robusto, de temperamento recio y vern√°culo, como lo fuera tambien su compadre Cipriano Castro, con qui√©n inaugurar√° para Venezuela ‚ÄúLa Saga de los Andinos en el poder‚ÄĚ, Mapa creci√≥ con las astucias y los privilegios de primog√©nito de una pr√≥diga familia de 12 hermanos ( Indalecia, Juan Crisostomo, Regina , entre otros),  de quienes se haria cargo, ademas su madre Hermegenilda Chac√≥n Alarc√≥n despues de la muerte de su padre Pedro Cornelio Gomez, tambien hacendado y traficante de ganado, en 1883. 

La trayectoria vital de Juan Vicente G√≥mez hasta convertirse en el gobernante m√≠tico de guantes blancos,   astuto y de pocas palabras, esto evident por las vicisitudes de una guerra civil eternizada en la naci√≥n bajo la forma de revoluciones pol√≠ticas que se suced√≠an unas a otras entre las m√ļltiples fragmentaciones  de los tradicionales partidos liberal y conservador;

y fue precisamente a ra√≠z de una querella entre dos facciones del liberalismo amarillo tachirense en la cual muri√≥ su compadre Evaristo Jaime,  cuando conoci√≥ a su gran compa√Īero de armas y amigo, Al Coronel Cipriano Castro. El fabulario de la relaci√≥n que existi√≥ entre ambos rosa por muchos √°ngulos el costumbrismo de las grandes familias de la regi√≥n andina. 

El pacificador de Venezuela

Junto a este nuevo compadre, Juan Vicente G√≥mez se form√≥ como estratega militar en tres importantes campa√Īas, hasta convertirse en el gran pacificador de Venezuela. Como Ya lo reconociera la poblaci√≥n en 1903.  La primera de ellas ocurri√≥ en el contexto de la revoluci√≥n legalista,  encabezada por Joaqu√≠n Crespo en contra del presidente Raimundo Andueza Palacio,  en la cual G√≥mez ingreso en el Estado Mayor del ej√©rcito de Castro ( entonces de disputado  ante el congreso por T√°chira) c√≥mo Coronel y encargado de la log√≠stica en la defensa de la regi√≥n frente a los revolucionarios. 

El exilio hacia tierras de la frontera colombiana fue el destino que le toc√≥ vivir a ambos;  corrientes es el a√Īo de 1892. Casi rosa cambio del siglo, el 23 de mayo de 1899, las circunstancias fueron propicias para que Juan Vicente G√≥mez se animar√° a seguir a Castro,  en calidad de general y segundo jefe expedicionario, en su fruct√≠fero intento de tomar la plaza de Caracas bajo la bandera de la Revoluci√≥n liberal restauradora. El trayecto, iniciado en t√°chira,  atraves√≥ M√©rida, Trujillo, Lara, Yaracuy y Carabobo. y culmin√≥ el 22 de octubre en la ciudad capital. A G√≥mez le toc√≥ ejercer varios cargos de √≠ndole militar y administrativo, tanto en Caracas como en t√°chira,  hasta que la asamblea Constituyente ‚Äú propuesta por el nuevo gobierno restaurador‚ÄĚ lo nombr√≥, en febrero de 1901, segundo vicepresidente de la rep√ļblica, siendo Cipriano Castro nombrado presidente y Ram√≥n Ayala primer vicepresidente.

Fue,  sin embargo, la astucia y tenacidad mostrada por G√≥mez en la campa√Īa contra la terca revoluci√≥n libertadora lo que motiv√≥ qu√© Castro lo predestinara a ser el Pacificador de Venezuela.  

 Aquella Revoluci√≥n fue una lucha incesante que, durante 3 a√Īos,  mantuvo al gobierno en campa√Īa, y en la cual figuraron hombres c√≥mo Luciano Mendoza,  Juan Pablo Pe√Īaloza, Gregorio Segundo Riera, Nicol√°s Rolando, Carlos Rangel Garbiras y Am√°biles Solagnie  en batallas como la de la Victoria (12 de octubre al 2 de noviembre de 1902), y Ciudad Bol√≠var (entre el 19 y el 21 de julio de 1903). Durante  esta contienda, Juan Vicente G√≥mez estuvo a la cabeza de los ej√©rcitos nacionales y cuando le toc√≥ hacerlo, ejerci√≥ de presidente encargado de la Rep√ļblica de Venezuela. 

El Gomecismo

‚ÄúCosas del Poder‚ÄĚ , podria demoniarse a los acontecimientos que se sucitaron posteriormente y que determinar√≠an, en gran medida, la elevaci√≥n de Juan Vicente  G√≥mez a la posici√≥n de Benemerito de Venezuela. La cultura pol√≠tica de la naci√≥n no dejaba de manifestarse; despu√©s de un vac√≠o legal como usted me dice a prop√≥sito de una reforma propuesta por Castro para prolongar su periodo presidencial,  G√≥mez fue nombrado definitivamente primer vicepresidente de la rep√ļblica para el per√≠odo 1905- 1911. Ya para esa fecha, el llamado gobierno restaurador se encontraba dividido en camarillas organizadas en torno a la figura de los dos l√≠deres,  gomitas por un lado y castristas por otro lado.

Explotación petrolera en la epoca de Juan Vicente Gomez
Los objetivos economicos del gobierno de Gomez se concentraron en asegurar el pago de la deuda externa, lo que finalmente se consiguio gracias a las extracciones petroliferas

De las intrigas entre ambos bandos resultarían la aclamación y la conjura al presidente Castro, de lo cual Juan Vicente Gómez sacaría provecho en Procura de la limpieza de su imagen.

Se  se mantuvo imp√°vido ante las sospechas de Castro respecto a su supuesta Conspiraci√≥n Y esperar√≠a el momento preciso para dar la estocada que lo llevar√≠a al poder . En noviembre de 1908 El General Castro debi√≥ abandonar el pa√≠s por razones de salud y Gomez se qued√≥ en ejercicio de la presidencia provisional.El  19 de diciembre del mismo a√Īo, Juan Vicente G√≥mez junto a sus aliados de la restauraci√≥n, gana ganadero, y bajo pretexto de un supuesto Atentado que quisieran hacerle los aliados de Castro a su instancia llev√≥ a cabo un golpe de estado. 

 Las medidas del primer orden estuvieron orientadas a contener la posible sublevaci√≥n de las fuerzas opositoras. As√≠,  de de prensa y otorg√≥ el mismo derecho a los presos pol√≠ticos, convoc√≥ a todos los exiliados a retornar al pa√≠s y conform√≥ un consejo de gobierno no integrado por jefes militares de la conjura y de la antigua revoluci√≥n libertadora(  Francisco Linares Alc√°ntara, Roberto Vargas, Rafael Mar√≠a Caraba√Īo, Juan Pablo Pe√Īaloza). 

el 27 de abril de 1910,  El Congreso Nacional lo de signo presidente constitucional para el per√≠odo 1910- 1914.  Hasta 1913, puede decirse que Juan Vicente G√≥mez se dedic√≥ a constituir un gobierno de contenci√≥n en el que aparte de lo necesario para controlar la oposici√≥n,  dispuso por decreto, en 1910, la creaci√≥n de la academia militar como base de un ej√©rcito nacional, que a la postre pondr√≠a termin√≥ definitivo al sistema de ej√©rcitos privados controlados por los caudillos regionales. 

A partir de 1913 , cuando Gomez decidi√≥ prolongar el per√≠odo 7 a√Īos, desconocer las elecciones y expulsar a todos los antiguos l√≠deres del Consejo de Gobierno ‚ÄúBajo supuesta amenaza de invasi√≥n de Cipriano Castro‚ÄĚ. 

Se  inici√≥ el verdadero proceso que caracteriz√≥ la √©poca gomecista.  Su permanencia en el poder se prolong√≥ hasta 1935, dividida en tres per√≠odos constitucionales 1915-1921,  1922 -1929 y 1931-1935. En ellos gobern√≥ desde la figura del presidente de la rep√ļblica, atribuy√©ndose la figura de jefe supremo de los ej√©rcitos de Venezuela. En   varias oportunidades nombr√≥ presidentes encargados, entre los que figuraron Jos√© Gil Fortoul , Victorino M√°rquez Bustillos y Juan Bautista P√©rez.

Se rodeo entonces de asesores pertenecientes a la √öltima Generaci√≥n de pensadores positivistas,  conocido como El gabinete l√≠rico ( Jos√© Gil fortul, Laureano vallenilla lanz), quienes contribuyeron en el proceso de legitimaci√≥n del r√©gimen de la misma forma c√≥mo lo hicieron Los profesionales de las armas que se guardaban de aquella academia militar a cargo. 

Su numerosa familia,  pr√≥diga en hermanos, hijos y mujeres( de Dionisio y dolores Amelia N√ļ√Īez de C√°ceres),  form√≥ parte Igualmente de su apoyo pol√≠tico. Ese a√Īo de 1913 tambi√©n fue el de la clausura de la universidad central por un per√≠odo de casi 10 a√Īos.  Los hitos de este r√©gimen coinciden, sin duda, con un cambio radical en la estructura pol√≠tica y econ√≥mica del pa√≠s.

A partir de 1914, tras el descubrimiento del pozo petrolero de mene grande,  comienza la transformaci√≥n de Venezuela en naci√≥n petrolera. Se promulgaron leyes y pronunciaron los primeros reglamentos para la explotaci√≥n de esa fuente energ√©tica, que la naci√≥n s√≥lo pod√≠a comprender como riqueza.  Otro hito de entonces fue la construcci√≥n de carreteras que permitieron la comunicaci√≥n terrestre del pa√≠s y facilitaron la creaci√≥n de una conciencia nacional. La ley sobre hidrocarburos, la creaci√≥n del banco obrero y del Banco Agr√≠cola y Pecuario , y la promulgaci√≥n de la primera ley del trabajo,  son elementos paradigm√°ticos del r√©gimen.

Foto de juan Vicente Gomez en sus ultimos a√Īos de vida
G√≥mez, con el tipico sombrero redondo que usaba en aquella epoca fotografiado en el fundo de Tocoron, acompa√Īado por el Teniente Coronel Ulises Sanchez y el Coronel Urpiano Valera.

El  el interrogante,  sin embargo, se sigue planteando cada vez que la naci√≥n recuerda aquella generaci√≥n de estudiantes qu√©,  a prop√≥sito de una celebraci√≥n de carnaval, se manifest√≥ adversa contra el absolutismo del Benem√©rito, y de la cual Por cierto surgieron los l√≠deres e intelectuales que luego se encargar√≠an de conducir los destinos de la naci√≥n. La voz  de aquella √©poca y, por tanto , de la paradoja era el famoso sacala patalaja- sacalapatalaja, sacalapatalaja. 

Juan Vicente G√≥mez escogido por casa de gobierno la ciudad de maracay y de ah√≠ supo tejer los hilos de un absolutismo in√©dito para la naci√≥n. Supo  gerenciar, con de hacienda, las vidas de los venezolanos que tanto por el terror como por las d√°divas, no olvidarian al Benem√©rito. Juan Vicente G√≥mez muri√≥ de una enfermedad de pr√≥stata el 17 de diciembre de 1935. Todav√≠a anciano quer√≠a seguir gobernando,  pero mal que bien el pa√≠s ya era otro. 

Presidentes de Venezuela, Guia Pivot, Jose Antonio Paez, Romulo Gallegos, Hugo Chavez

Deja un comentario