Biografías y Vidas

Biografía de Jacinto Convit

Jacinto Convit, nació en la ciudad de Caracas, el día 11 de septiembre del año de 1913, y muere el día 12 de mayo del año de 2014, fue mejor conocido como un médico y científico venezolano, famoso por desarrollar la vacuna contra la lepra. En este mismo sentido, Jacinto Convit, logro recibir el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica durante el año de 1987 y fue nominado al Premio Nobel de Medicina en el año de 1988. Este insigne personaje falleció a la edad de tan solo los cien (100) años.

Nació en la populosa parroquia de La Pastora, fue hijo de madre venezolana, Flora García Marrero, de origen canario y un español de origen catalán, Francesc Convit i Martí, naturalizado venezolano.

Jacinto Convit

Educación formal y contribuciones de Jacinto Convit

Jacinto Convit, comenzó con sus estudios en el Liceo La Guaira, hoy Andrés Bello, siendo un joven alumno destacado de Rómulo Gallegos en la cátedra de Filosofía y Matemáticas.

Con respecto a sus calificaciones, le hicieron merecer menciones honoríficas en asignaturas tales comofisiología y anatomía humana, clínica médica y clínica quirúrgica entre muchas otras. Posteriormente, años después se empezó a destacar como un científico.

En el año de 1932, ingresó a la escuela de Medicina de la Universidad Central de Venezuela (UCV) donde obtuvo el título de Doctor en Ciencias Médicas en el año de 1938. De igual forma, Jacinto Convit, se especializó en dermatología en los Estados Unidos, como integrante del equipo médico del Leprocomio de Cabo Blanco en el estado Vargas, se dedicó también al tratamiento clínico contra la lepra, mientras en la colaboración con el Dr. Martín Vegas comenzaba en la vecina comunidad del litoral central una campaña educativa destinada a erradicar la creencia colectiva de contagio de dicha enfermedad por simple convivencia con los leprosos.

Fue su creciente experiencia en el tema del tratamiento e investigación de la lepra le permitió relacionarse con otros especialistas extranjeros, llegando asistir como delegado de Venezuela al Congreso Panamericano de Lepra celebrado en el año de 1946 y al Congreso Internacional de Lepra que se llevó a cabo dos (2) años después, en el año de 1948.

Así pues, tras obtener por oposición la plaza de médico dermatólogo en el Hospital Vargas de Caracas, Jacinto Convit, se incorporó a la cátedra de dermatología del profesor Leopoldo Briceño Iragorry, siendo nombrado instructor y director de su laboratorio. En síntesis, Jacinto Convit desempeñó este cargo hasta el año de 1950, fecha en la cual fue nombrado jefe de Clínica Dermatológica.

Reconocimientos a la carrera de Jacinto Convit

Para el año de 1971, Jacinto Convit, fue nombrado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el Director del Centro Cooperativo para el estudio Histológico y Clasificación de la Lepra, dirección que continuó desempeñando, hasta antes de su fallecimiento.

En el año de 1968, fue nombrado con el cargo de Presidente de la Asociación Internacional de la Lepra (International Leprosy Association) y reelecto en el año de 1973, también fue designado presidente de la International Journal of Leprosy Corporation. En el año de 1976, fue electo como el director del Centro Panamericano de Investigación y Adiestramiento en Lepra y Enfermedades Tropicales.

Para el año de 1980, ingresa como individuo de número en la Academia Nacional de Medicina de Venezuela. Por su larga y fructífera trayectoria científica recibió numerosos reconocimientos nacionales e internacionales, entre ellos, el Premio Nacional de Ciencias en la especialidad de medicina, otorgado en el año de 1980 por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICIT).

Entonces desde su llegada a Cabo Blanco, Jacinto Convit, no descansó hasta obtener la vacuna contra la aciaga enfermedad. Siendo por lo tanto, gracias a sus trabajos, Venezuela se transformó en un centro de entrenamiento en lucha anti leprosa. Lo cual le valió en el año de 1987 el Premio Príncipe de Asturias en su mención científica y técnica, galardón concebido por el gobierno de España a las personas e instituciones iberoamericanas que han hecho significativos aportes en beneficio de la humanidad. También la nominación al Premio Nobel de Medicinaen el año de 1988, y en el año de 2002, el otorgamiento por parte de la Organización Panamericana de la Saluddel título Héroe de la Salud Pública de las Américas. Jacinto Convit, es considerado como uno de los más importantes científicos del mundo.

Por el año de 2013, los diputados de la Asamblea Nacional venezolana aprobaron por primera vez un proyecto de reconocimiento a sus trabajos, con motivo del centenario de su nacimiento y por su obra, que incluye sus logros científicos a favor de la salud del pueblo venezolano y del mundo, por su dedicación al ejercicio de la medicina sin fines lucrativos y de enriquecimiento personal. De igual forma, los diputados del parlamento venezolano indicaron que se debía solicitar el Premio Nobel de la Medicina al Dr. Jacinto Convit para reconocer su labor científica y los aportes que ha preservado para la salud de los pueblos del mundo.

Cabe señalar, que fue muy amplia la carrera y proyección de la obra del Dr. Jacinto Convit a un nivel de tipo internacional. Por  último, es en la actualidad el Instituto de Biomedicina recibe becarios enviados por la OMS/OPS provenientes de América, África y Asia.

jacinto convit7

Jacinto Convit y los avances en la lepra

En el año de 1937, el doctor Martín Vegas, conocido pionero en los estudios sobre la lepra, invitó a Jacinto Convit a visitar la vieja casona del lazareto de Cabo Blanco en el estado Vargas, donde se alojaban cientos de pacientes afectados por lepra o lacería. Por el año de 1990, Jacinto Convit escribía que su permanencia en Cabo Blanco fue enriquecedora en el plano personal y profesional.

Por otro lado, fue en aquel tiempo que esta enfermedad era todavía motivo de prejuicios arraigados socialmente; a los leprosos se les encadenaba y eran custodiados por autoridades policiales, imagen que definiría el carácter humano de Jacinto Convit, quien ante tal maltrato, les exigió a los guardias un mejor proceder con los enfermos respectivamente durante aquella época.

Ahora pues, fue luego de varias investigaciones con el único remedio empleado en estos pacientes, el aceite de Chaulmoogra, que pudieron comprobar que el compuesto de Sulfota y Clofazimina podía fungir con una gran efectividad en contra de este mal, lo que conllevó al cierre de las leproserías siendo Venezuela el primer país en implementar esta medida.

Jacinto Convit y la vacuna contra la lepra (Enfermedad de Hansen)

Jacinto Convit, inoculó el bacilo de la lepra en armadillos de la familia Dasypodidae y obtuvo el Mycobacterium lepra, el cual al ser mezclado con la BCG (vacuna de la tuberculosis), produjo la inmunización. Cabe destacar, que este notable aporte a la ciencia médica, le valió el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica del año de 1987, además de ser postulado en el año de 1988 para el Premio Nobel de Medicina.

Luego de controlar la lepra y otras enfermedades endémicas, Jacinto Convit se planteó el reto de crear un centro de investigaciones científicas. Así, nació el Instituto de Dermatología (antecesor del actual de Instituto de Biomedicina de Caracas), el cual dirigió desde el año de 1972, y es desde el día 2 de julio del año de 1973, la sede del Centro Internacional de Investigación y Adiestramiento sobre Lepra y Enfermedades afines de la Organización Mundial de la Salud. Fue allí, después de mucho esfuerzo conjunto y continúo, surgió la vacuna contra la lepra, que sirvió de base para la vacuna contra la leishmaniasis.

Finalmente, tras su gran trayectoria Jacinto Convit, contribuyó a la fundación de diversas instituciones y asociaciones relacionadas con la labor médica, dentro y fuera de Venezuela. De esta forma, fue miembro fundador de la Sociedad Venezolana de Dermatología y Venereología, de la Sociedad Venezolana de Alergología y de la Sociedad Venezolana de Salud Pública.

Jacinto Convit5

Vida familiar y fallecimiento de Jacinto Convit

En el año de 1946, a los treinta y tres (33) años de edad, Jacinto Convit, se casó con Rafaela Marotta D’Onofrio, de Caracas e italiana de origen, con quién tuvo cuatro (4) hijos de los cuales viven: Francisco Convit, empresario radicado en Caracas, dedicado a la actividad agropecuaria y que ha tenido una destacada trayectoria en el hipismo poseyendo un stud y un haras; afición y propiedades, que por cierto, compartía con su padre. El Dr. Rafael J. Convit, cirujano plástico que reside en Washington DC y el Dr. Antonio Convit, profesor e investigador de la Universidad de Nueva York. Su hijo Oscar Convit, muere en el año de 1978 y su esposa en el año de 2011.

Finalmente, el Dr. Jacinto Convit, muere el día 12 de mayo del año de 2014 según informaron sus familiares respectivamente. Cabe agregar, que los actos velatorios se realizaron en el Cementerio del Este el día 13 de mayo del año de 2014. Por lo tanto, fue luego de este suceso, que le fuera concedida la Orden Libertadores de Venezuela, post-mortem, en su primera clase mediante decreto presidencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *