Galileo Galilei

Retrato de Galileo Galilei
Galileo Galilei dedicó su investigación a la hipótesis del movimiento terrestre

Biografía de Galileo Galilei (1564-1642)

Biografía de Galileo Galilei; Nació en Pisa, actual Italia, 1564.

Muri√≥ en Arcetri, id., 1642.  F√≠sico y astr√≥nomo italiano. Fue el primog√©nito del florentino Vincenzo Galilei, m√ļsico por vocaci√≥n aunque obligado a dedicarse al comercio para sobrevivir. En 1574 la familia se traslad√≥ a Florencia, y Galileo fue enviado un tiempo ‚Äďquiz√° como novicio‚Äď al monasterio de Santa Maria di Vallombrosa, hasta que, en 1581, su padre lo matricul√≥ como estudiante de medicina en la Universidad de Pisa.

Pero en 1585, tras haberse iniciado en las matem√°ticas fuera de las aulas, abandon√≥ los estudios universitarios sin obtener ning√ļn t√≠tulo, aunque s√≠ hab√≠a adquirido gusto por la filosof√≠a y la literatura. En 1589 consigui√≥ una plaza, mal remunerada, en el Estudio de Pisa. All√≠ escribi√≥ un texto sobre el movimiento, que mantuvo in√©dito, en el cual criticaba los puntos de vista de Arist√≥teles acerca de la ca√≠da libre de los graves y el movimiento de los proyectiles; una tradici√≥n ap√≥crifa, pero muy divulgada, le atribuye haber ilustrado sus cr√≠ticas con una serie de experimentos p√ļblicos realizados desde lo alto del Campanile de Pisa.

 En 1592 pas√≥ a ocupar una c√°tedra de matem√°ticas en Padua e inici√≥ un fruct√≠fero per√≠odo de su vida cient√≠fica: se ocup√≥ de arquitectura militar y de topograf√≠a, realiz√≥ diversas invenciones mec√°nicas, reemprendi√≥ sus estudios sobre el movimiento y descubri√≥ el isocronismo del p√©ndulo. En 1599 se uni√≥ a la joven veneciana Marina Gamba, de quien se separ√≥ en 1610 tras haber tenido con ella dos hijas y un hijo. En julio de 1609 visit√≥ Venecia y tuvo noticia de la fabricaci√≥n del anteojo, a cuyo perfeccionamiento se dedic√≥, y con el cual realiz√≥ las primeras observaciones de la Luna; descubri√≥ tambi√©n cuatro sat√©lites de J√ļpiter y observ√≥ las fases de Venus, fen√≥meno que s√≥lo pod√≠a explicarse si se aceptaba la hip√≥tesis helioc√©ntrica de Cop√©rnico.

Galileo en la corte del dux de Venecia difundiendo sus teorías
Galileo en la corte del dux de Venecia difundiendo sus teorías

Galileo public√≥ sus descubrimientos en un breve texto, El mensajero sideral, que le dio fama en toda Europa y le vali√≥ la concesi√≥n de una c√°tedra honoraria en Pisa. En 1611 viaj√≥ a Roma, donde el pr√≠ncipe Federico Cesi lo hizo primer miembro de la Accademia dei Lincei, fundada por √©l, y luego patrocin√≥ la publicaci√≥n (1612) de las observaciones de Galileo sobre las manchas solares. Pero la profesi√≥n de copernicanismo contenida en el texto provoc√≥ una denuncia ante el Santo Oficio; en 1616, tras la inclusi√≥n en el √ćndice de libros prohibidos de la obra de Cop√©rnico, Galileo fue advertido de que no deb√≠a exponer p√ļblicamente las tesis condenadas.

Su silencio no se rompió hasta que, en 1623, alentado a raíz de la elección del nuevo papa Urbano VIII, publicó El ensayador, donde expuso sus criterios metodológicos y, en particular, su concepción de las matemáticas como lenguaje de la naturaleza. La benévola acogida del libro por parte del pontífice lo animó a completar la gran obra con la que pretendía poner punto final a la controversia sobre los sistemas astronómicos, y en 1632 apareció, finalmente, su Diálogo sobre los dos máximos sistemas del mundo; la crítica a la distinción aristotélica entre física terrestre y física celeste, la enunciación del principio de la relatividad del movimiento, así como el argumento del flujo y el reflujo del mar presentado (erróneamente) como prueba del movimiento de la Tierra, hicieron del texto un verdadero manifiesto copernicano.

El Santo Oficio abri√≥ un proceso a Galileo que termin√≥ con su condena a prisi√≥n perpetua, pena suavizada al permit√≠rsele que la cumpliera en su villa de Arcetri. All√≠ transcurrieron los √ļltimos a√Īos de su vida, ensombrecidos por la muerte de su hija Virginia, por la ceguera y por una salud cada vez m√°s quebrantada. Consigui√≥, con todo, acabar la √ļltima de sus obras, los Discursos y demostraciones matem√°ticas en torno a dos nuevas ciencias, donde, a partir de la discusi√≥n sobre la estructura y la resistencia de los materiales, demostr√≥ las leyes de ca√≠da de los cuerpos en el vac√≠o y elabor√≥ una teor√≠a completa sobre el movimiento de los proyectiles. El an√°lisis galileano del movimiento sent√≥ las bases f√≠sicas y matem√°ticas sobre las que los cient√≠ficos de la siguiente generaci√≥n edificaron la mec√°nica f√≠sica.

Citas:

¬ęLa filosof√≠a est√° escrita en ese inmenso libro que continuamente est√° abierto ante nuestros ojos (me refiero al Universo), pero no puede comprenderse sin antes aprender a entender su lenguaje y a conocer los caracteres que lo componen. Est√° escrita en lengua matem√°tica y los caracteres son tri√°ngulos, c√≠rculos y otras figuras geom√©tricas, sin las cuales es humanamente imposible entender ni una sola de las palabras que contiene.¬Ľ

Cristobal Colon , Isabel I la Catolica , Fernando de Aragon  ,  Leonardo da Vinci , Americo Vespucio, Moctezuma I , Moctezuma II, Maquiavelo , Vasco da Gama , Miguel Angel  , Vasco de Balboa , Juan Elcano , Pizarro , Magallanes ,  Marín Lutero , Pedro Alvarado , Hernán Cortés , Enrique VIII , Soliman , Pedro Valdivia , Atahualpa , Carlos I , Nostradamus ,  Jimenez de Quesada , Caupolicán , francisco de orellana , Maria de Jesus ,  Lope de Aguirre  , Luis Vaz de Camoens ,  Felipe II, Ivan el terrible , Isabel I ,  Garcilaso , Francis Drake ,  Miguel de Cervantes

Deja un comentario