Federico II el Grande

Retrato de Federico II el Grande de Prusia
Federico II el Grande de Prusia fue un soberano hábil e inteligente, cuya figura ilustra la del déspota ilustrado, ya que fue uno de los monarcas europeos más próximos a la cultura francesa

Biografía de Federico II el Grande (1712-1786)

Biografía de Federico II el Grande; Nació en Berlín, 1712.

Murio en Potsdam, actual Alemania, 1786.

 Rey de Prusia (1740-1786). Arquetipo del d√©spota ilustrado, desde muy joven mostr√≥ un esp√≠ritu inquieto, gustos refinados e inclinaci√≥n al estudio de las ciencias y las artes, acaso por la influencia de su preceptor, un hugonote franc√©s llamado Jacques Duhan de Jandun. Dado su car√°cter sensible, choc√≥ continuamente con su padre, Federico Guillermo I, hombre de temperamento autoritario. A los dieciocho a√Īos huy√≥ de la corte acompa√Īado de su amigo Katte; detenidos, √©ste fue ejecutado y Federico encerrado en K√ľstrin hasta que reanud√≥ sus estudios y se someti√≥ a la disciplina paterna.

 En 1736 le fue entregado el castillo de Rheinsberg para que mantuviera su propia corte, lo cual le permiti√≥ satisfacer sus ansias de vida cultural y cortesana. Accedi√≥ al trono en 1740, a la muerte del Rey Sargento, como era conocido su padre. Su af√°n de gloria y conquistas y la voluntad de liberar a Prusia de la dependencia de Austria lo movieron a enviar las tropas a Silesia, donde obtuvo la brillante victoria de Mollwitz, que rubric√≥ la eficacia del ej√©rcito organizado por su padre y su propio talento como estratega.

Representación de la batalla de Newmark, en Silesia
Representaci√≥n de la batalla de Newmark, en Silesia, durante la guerra de los siete a√Īos

La debilidad de los Habsburgo foment√≥ una alianza con Francia que se mantuvo hasta 1742, a√Īo en que se retir√≥ del conflicto por separado, con la posesi√≥n de Silesia asegurada. Sin embargo, las circunstancias del enfrentamiento, que se prolong√≥ en la guerra de Sucesi√≥n de Austria, le obligaron a entrar de nuevo en liza en 1744; en esta segunda campa√Īa salv√≥ en varias ocasiones a su ej√©rcito del desastre gracias a su brillantez como militar.

Por la paz de Dresde (1745), Austria reconoci√≥ de nuevo la posesi√≥n de Silesia a Prusia, pero quedaron latentes todos los conflictos que enfrentaban a las potencias europeas, hecho que acabar√≠a por determinar en 1756 la coalici√≥n de Austria, Rusia, Francia y Suecia contra Prusia, a su vez apoyada por Gran Breta√Īa; ello signific√≥ el comienzo de la guerra de los Siete A√Īos, de la que Prusia sali√≥ arruinada, pero convertida en una gran potencia militar: conserv√≥ Silesia y recuper√≥ Pomerania, Sajonia y otros territorios ocupados por sus oponentes.

La muerte de la zarina Isabel en Rusia y el acceso al trono de Pedro III primero y de Catalina II poco despu√©s abrieron a Federico el camino para una alianza que le permiti√≥ emprender la reconstrucci√≥n del pa√≠s y convertirse en uno de los soberanos m√°s influyentes del continente. En pol√≠tica interior impuls√≥ una serie de reformas iluministas, apoy√°ndose en la nobleza, a la que respet√≥ sus privilegios: establecimiento de una administraci√≥n centralizada; reorganizaci√≥n de la hacienda p√ļblica, con aumento de la presi√≥n fiscal; supresi√≥n de las aduanas interiores; creaci√≥n de una banca estatal; reforma de la administraci√≥n de justicia, con abolici√≥n de la tortura; e introducci√≥n de nuevos cultivos, como la patata y el nabo, y aplicaci√≥n de modernas t√©cnicas productivas.

Propició el comercio y la industria sobre bases mercantilistas que favorecieron el desarrollo económico, fomentó la tolerancia religiosa y, en continuidad con la línea militarista emprendida por su antecesor, perfeccionó la organización y el funcionamiento del ejército e incrementó sus efectivos.

Hombre de vasta cultura, Federico II atrajo a su corte a intelectuales y artistas como Voltaire y Bach, quien le dedic√≥ su Ofrenda musical. Por su parte, el propio monarca compuso algunas piezas musicales, como una Sinfon√≠a en Re mayor, escribi√≥ tratados en los que expuso su pensamiento pol√≠tico y sus particulares ideas acerca del Estado, como Antimaquiavelo (1739), Testamentos pol√≠ticos (1752-1768) y Ensayo sobre las formas de gobierno (1777), particip√≥ en el trazado de los planos de los palacios de Sans-Souci y Potsdam y del edificio de la √ďpera de Berl√≠n, y puso su sello a un estilo que transita entre el rococ√≥ y el neocl√°sico.

Tambi√©n tuvo participaci√≥n directa en el reordenamiento urbano de Berl√≠n, una ciudad que durante su reinado se convirti√≥ en una urbe moderna y din√°mica. Foment√≥ as√≠ mismo las ciencias a trav√©s de la Academia de Berl√≠n y sancion√≥ la obligatoriedad de la ense√Īanza primaria.

Citas:

¬ęLa diferencia que hay entre una convicci√≥n y un prejuicio es que una convicci√≥n podemos explicarla sin alterarnos.¬Ľ

Caupolic√°n , francisco de orellana , Maria de Jesus , ¬†Lope de Aguirre¬† , Luis Vaz de Camoens , ¬†Felipe II, Ivan el terrible , Isabel I , ¬†Garcilaso , Francis Drake , ¬†Miguel de Cervantes , Galileo Galilei , William Shakespeare ,¬† Ren√© Descartes , Cromwell , Alvar Aalto , Richelieu , Abbas I , Per Abbat , Ernst Abbe , Abd al-Aziz ibn Musa , Abd al-Qadir , Abd al Rah Man I , Abd al-Rahman III ¬†, Abd el-Krim, Abd√ľlhamit II , Diego Velazquez , ¬†Rembrandt , Moliere , Luis XIV , Daniel Defoe , Pedro el Grande , ¬†Sebastian Bach ,¬† Benjamin¬† Franklin

Deja un comentario