El Cid Campeador

Biografia El Cid Campeador (1043-1099)

Rodrigo Diaz de Vivar

Miniatura El Cid Campeador
En la figura del caballero Rodrigo Diaz de vivar, El Cid Campeador, a√ļnan el el caracter de los h√©roes √©picos y el peso hist√≥rico de sus haza√Īas

Biografia¬† El Cid Campeador, Naci√≥ en Vivar, actual Espa√Īa a√Īo ¬†1043.

Murió en Valencia, 1099.

Caballero castellano. Hijo de Diego Laínez, descendiente del semilegendario Laín Calvo, quedó huérfano a tierna edad y fue educado junto al infante Sancho, hijo del rey Fernando I de Castilla y León, quien, al acceder al trono castellano, lo nombró alférez real (1065). Hacia 1066, el prestigio de Rodrigo Díaz se vio notablemente incrementado a raíz de su victoria en el combate singular que mantuvo con el caballero navarro Jimeno Garcés, para dirimir el dominio de unos castillos fronterizos que se disputaban los monarcas de Castilla y Navarra; el triunfo le valió el sobrenombre de Campeador.

Como jefe de las tropas reales, Rodrigo particip√≥ en la guerra que enfrent√≥ a Sancho¬†II¬†de¬†Castilla con su hermano Alfonso¬†VI¬†de¬†Le√≥n, quien, derrotado en las batallas de Llantada (1068) y Golpejera (1072), se vio obligado a buscar refugio en la corte musulmana de Toledo. El destino, sin embargo, quiso que Sancho II muriera en 1072, cuando intentaba tomar Zamora, con lo que Alfonso VI se convirti√≥ en soberano de Castilla y Le√≥n. El nuevo monarca no s√≥lo no manifest√≥ resentimiento hacia el Campeador, sino que, consciente de la val√≠a de sus servicios, lo honr√≥ concedi√©ndole la mano de su sobrina, do√Īa Jimena, con quien cas√≥ en julio de 1074.

No obstante, unos a√Īos despu√©s, en 1081, una inoportuna expedici√≥n a tierras toledanas sin el premiso real, que puso en grave peligro las negociaciones emprendidas por Alfonso VI para obtener la emblem√°tica ciudad de Toledo, provoc√≥ su destierro de Castilla y la confiscaci√≥n de todas sus posesiones.

Acompa√Īado de su mesnada, el Campeador ofreci√≥ sus servicios primero a los condes Ram√≥n Berenguer II y Berenguer Ram√≥n II de Barcelona, pero, al ser rechazado, decidi√≥ ayudar a al-Muqtadir, rey de Zaragoza, en la lucha que manten√≠a con su hermano al-Mundir, rey de L√©rida, Tortosa y Denia, quien contaba con el apoyo de los condes de Barcelona y del monarca Sancho I Ram√≠rez de Arag√≥n. Al servicio de al-Muqtadir, venci√≥ en Almenar a Berenguer Ram√≥n II (1082) y cerca de Morella a al-Mundir y el soberano aragon√©s (1084).

Cuadro del Cid Campeador
Ante las sospechas de haber instigado el asesinato de su hermano Sancho II, el nuevo rey Alfonso VI, por exculpación en Santa Gadea, cerca de Burgos, momentos que refleja el cuadro de Hiráldez Acosta.

Durante este per√≠odo fue cuando recibi√≥ el sobrenombre de Cid, derivado del vocablo √°rabe sid, que significa se√Īor. En 1086, la derrota de Alfonso VI frente a los almor√°vides en Sagrajas propici√≥ la reconciliaci√≥n del monarca con Rodrigo D√≠az, quien recibi√≥ importantes dominios en Castilla. De acuerdo con el soberano castellanoleon√©s, el Cid parti√≥ hacia Levante, donde, entre 1087 y 1089, hizo tributarios a los monarcas musulmanes de las taifas de Albarrac√≠n y de Alpuente e impidi√≥ que la ciudad de Valencia, gobernada por al-Qadir, aliado de los castellanos, cayera en manos de al-Mundir y Berenguer Ram√≥n II.

En 1089, sin embargo, una nueva disensi√≥n con Alfonso VI provoc√≥ su definitivo destierro de Castilla, acusado de traici√≥n por el rey. Rodrigo decidi√≥ regresar al oriente peninsular, se convirti√≥ en protector de al-Qadir y derrot√≥ una vez m√°s a Berenguer Ram√≥n II en T√©var (1090). Muerto su protegido, decidi√≥ actuar en inter√©s propio, y en julio de 1093 puso sitio a Valencia, aprovechando el conflicto interno entre partidarios y opuestos a librar la ciudad a los almor√°vides. El 15 de junio de 1094, el Cid entr√≥ en Valencia y organiz√≥ una taifa cristiana que tuvo una vida ef√≠mera tras su muerte, acaecida el 10 de julio de 1099. Do√Īa Jimena, su viuda y sucesora, con la ayuda del conde Ram√≥n¬†Berenguer¬†III de Barcelona, casado con su hija Mar√≠a en 1098, consigui√≥ defender la ciudad hasta el a√Īo 1101, en que cay√≥ en poder de los almor√°vides.

Jose Antonio Paez,  Juan Vicente Gomez, Romulo Gallegos, Buda, Confucio, Hugo Chavez, Socrates, Alejandro Magno,  anibal, Julio Cesar Cayo , Cleopatra, Jesucristo , seneca, caligula, Adriano,  San Agustin, Marco Polo, Mahoma, Carlomagno ,

Deja un comentario