DR JOS√Č GREGORIO HERNANDEZ

DR JOS√Č GREGORIO HERNANDEZ

DR JOS√Č GREGORIO HERNANDEZ

De la uni√≥n de Benigno Hern√°ndez y Manzaneda de una parte y Josefa Antonia Cisneros y Monsilla de la otra, rom√°ntica uni√≥n de llaneros refugiados en el pueblito de Isnot√ļ, Estado Trujillo, nace un ni√Īo a quien se dio el nombre de Jos√© Gregorio. Fue bautizado en Escuque por el padre Victoriano Brice√Īo y confirmado en 1867 por el Arzobispo Juan Hilario Boset, apadrinado por el Presb√≠tero Francisco de Paula Moreno, en Betijoque. Aunque venido al mundo en humildes condiciones era de prosapia ilustre, de abolengo, proveniente de linajudos solares cant√°bricos, una de cuyas ramas vinieron a Venezuela en el siglo XVIII.

José Gregorio era de apariencia delgada, apenas alcanzaba 1.60 de estatura, su piel era blanca, ligeramente tostada por el sol, tenía una mirada vivaz, clara y penetrante, sus ojos oscuros sabían mirar de frente e inspirar confianza. De labios delgados, frente despejada, nariz perfilada, rostro ligeramente ovalado y cabeza bien formada, tenía las manos suaves y una sonrisa acogedora y oportuna. Predispuesto a hacer bien, era magnánimo y abnegado.

Baja de la monta√Īa a los 14 a√Īos y viene a Caracas a comenzar sus estudios en el Colegio Villegas, gradu√°ndose de Bachiller en Filosof√≠a en 1884. Ya le√≠a a Plutarco, Kempis y Vidas de los santos. Estudia Medicina por insistencia de su padre y enrumba su mente por los caminos de la biolog√≠a y no hay quien lo detenga, estudia con voracidad, como impulsado por una fuerza interior, lleg√≥ a poseer una cultura enciclop√©dica, era erudito y sabio, sometido a una recia disciplina; hablaba ingl√©s, alem√°n, franc√©s, italiano, portugu√©s, dominaba el lat√≠n, era m√ļsico, filosofo y pose√≠a profundos conocimientos de teolog√≠a.

Tuvo como maestros entre otros a Adolfo Ernst y Adolfo Frydensberg. En su formaci√≥n como m√©dico recibi√≥ las influencias de las teor√≠as que ten√≠an vigencia para el momento: El Vitalismo, la flegmas√≠a y del miasma, para completar este conjunto de principios que reg√≠an la ense√Īanza de la medicina, Hern√°ndez recibi√≥ clases de Homeopat√≠a en la c√°tedra de patolog√≠a Interna dictada por el Dr. Manuel Porras, fundador de los estudios homeop√°ticos en Venezuela.

Se doctor√≥ en medicina en la Universidad Central de Venezuela el 29 de junio de 1888. Su tesis la defendi√≥ ante Jurado y present√≥ sobre dos temas: la doctrina de Laennec y la Fiebre Tifoidea en Caracas, ambos temas relacionados con enfermedades bacterianas, campo en el cual se ver√° centrada su profesi√≥n m√©dica ulteriormente, ya que es considerado el fundador de la bacteriolog√≠a en Venezuela. Su primera intenci√≥n como reci√©n graduado fue establecerse en los Andes. Pensaba que desde Isnot√ļ, su pueblo, pod√≠a adelantar una serie de viajes exploratorios por las poblaciones de la regi√≥n, ubicar un sitio donde radicarse para comenzar la consulta m√©dica privada y disponer de ingresos propios. En la regi√≥n inicio as√≠ la practica independiente, lejos de la tutela de sus maestros, su aspiraci√≥n final era viajar a Par√≠s.

Andaba por los caminos de recuas; visitas domiciliarias a caballo. Andaba entre Betijoque e Isnot√ļ viendo enfermos. En su aproximaci√≥n a la pr√°ctica m√©dica tuvo una clara conciencia de sus limitaciones y de la necesidad de continuar estudiando, indagando y buscando respuestas, en un proceso de aprendizaje que para √©l fue constante desde el comienzo. Ped√≠a informaci√≥n a Caracas, a Dominici.

Estuvo ejerciendo durante siete meses entre los poblados de Isnot√ļ, Betijoque y caser√≠os aleda√Īos. Arrostr√≥ peligros que gracias a su voluntad y control personal no le impidieron cumplir con el deber de asistir al paciente. Visit√≥ Valera, Mucuchies y M√©rida, estuvo en Col√≥n, estado T√°chira. Despu√©s de trotar por diversos pueblos de Trujillo, regresa a Caracas en 1889 cuando es becado, con la ayuda del doctor Calixto Gonz√°lez, para cursar en Par√≠s estudios de Microscop√≠a, Bacteriolog√≠a, Histolog√≠a y Fisiolog√≠a Experimental, a ser instituidos en el pa√≠s.

Permaneció allí hasta 1891. Fue alumno de Charles Richet en Fisiología. Con Mathias Duval aprendió técnicas histológicas y embriológicas. Isador Strauss le concedió una medalla, un premio simbólico como Mejor alumno que en dicha especialidad, alguna vez tuvo. Luego viajo a Berlín donde estudió Anatomía e histología patológica. Pasó por Madrid y asistió a clases con Santiago Ramón y Cajal.

A su regreso a Caracas, funda el Instituto de Medicina Experimental, el Laboratorio del Hospital Vargas y varias cátedras de medicina impulsando la renovación y el progreso de la medicina venezolana. Entre ellas la de Histología Normal y Patológica en 1891; la de Fisiología Experimental y Bacteriología. Esta fue la primera que se fundó en América. Perfecciona el uso del microscopio en forma científica.

A la edad de 43 a√Īos (1908) hizo su solicitud de ingreso a la Cartuja de Farneta de Lucca, Italia de Orden de San Bruno.La fatiga mental del largo estudio y el excesivo esfuerzo f√≠sico quebrant√≥ su salud. El Superior recomend√≥ el ingreso a otra congregaci√≥n. En 1909 regresa a Caracas para seguir un curso en el Seminario Metropolitano, donde era visitado por numerosas personas. Reinicia su actividad asistencial y se reincorpora a la docencia. El 14 de septiembre de 1909 es nombrado profesor de la c√°tedra de Anatom√≠a Patol√≥gica Pr√°ctica, la cual funcion√≥ anexa al Laboratorio del Hospital Vargas y de la cual se encarg√≥ hasta la creaci√≥n de la c√°tedra de Anatom√≠a Patol√≥gica, en 1911, la cual tuvo asiento en el Instituto Anat√≥mico y fue regentada por el doctor Felipe Guevara Rojas.

En 1911, el doctor Hern√°ndez, abocado a sus actividades docentes, se acog√≠a a un esquema seg√ļn el cual la ense√Īanza de la medicina era concebida teniendo muy en cuenta que las lecciones orales deb√≠an hacerse complementadas con pruebas experimentales espec√≠ficas, de manera que el estudiante pudiera integrar en una sola s√≠ntesis formativa la teor√≠a y la pr√°ctica. Unos meses m√°s tarde a esto se dirige a Roma a una nueva tentativa de retiro. Se dirige al Colegio Pio Latino Americano, para estudiar lat√≠n y teolog√≠a. Una afecci√≥n pulmonar (tuberculosis) lo sorprende de nuevo. Ello aunado al estallido de la I Guerra Mundial, precipitan su regreso a Caracas.

Hubo otra corta interrupci√≥n, pero esta vez sin apartarse del √°mbito acad√©mico, ya que en 1917 viaja a las ciudades de Nueva York y Madrid para realizar estudios, quedando provisionalmente a cargo de sus c√°tedras el doctor Domingo Luciani. Regresa a la universidad en 1918 y se convierte en el primer profesor en ense√Īar a los alumnos la toma de tensi√≥n arterial.

En 1918 presenta su √ļltimo trabajo en la Academia Nacional de Medicina, sobre el tratamiento de la tuberculosis pulmonar con aceite de Chaulmugra. Y en 1919 un d√≠a antes de su muerte dicta su √ļltima clase en la Universidad Central. Puntual como era su costumbre, ese d√≠a lleg√≥ a las tres de la tarde al Sal√≥n (era un s√°bado) para dictar una lecci√≥n de Bacteriolog√≠a que vers√≥ sobre la morfolog√≠a, coloraci√≥n, cultivo e inoculaci√≥n del bacilo de Hansen, causante de la lepra.

Terminó su disertación refiriéndose a las manifestaciones clínicas de la enfermedad, y antes de retirarse anunció que la próxima clase versaría sobre el cocobacilo Pfeiffer. Al día siguiente ocurrió el fatal accidente.

 El 29 de junio de 1919. En la esquina de Amadores uno de los pocos carros que exist√≠an en Caracas atropell√≥ a Jos√© Gregorio, llevado al Hospital Vargas, Razetti en compa√Ī√≠a de los bachilleres Julio Garc√≠a √Ālvarez y Antonio Brice√Īo Rossi certifican la muerte por traumatismo de cr√°neo en regi√≥n parietal izquierda con fatal irradiaci√≥n hacia la base.

Jos√© Gregorio, era un m√©dico de un esp√≠ritu superior, entregado a su ejercicio, por entero, sin ning√ļn af√°n de lucro, para quien la pr√°ctica de la medicina era una oportunidad de actuar en nombre de Dios, por lo que no aspiraba remuneraci√≥n alguna por su trabajo.

Médico por mandato de su propia vocación, lo fue para hacer del ejercicio de la medicina el camino seguro de llegar al corazón de los necesitados y combinar con la grandiosidad del místico los efectos beneficiosos de las drogas y el poder consolador de la oración. Es formidable comprobar en las andanzas terrenales de José Gregorio la uniformidad de conducta para ejercer la medicina, cumplir las obligaciones de eminente venezolano y disponer de todas las fuerzas de su voluntad, que fue de piedra, y de todos los reclamos de su autocritica, que fue de cristal, para tratar de convertirse en Fray Marcelo.

biograf√≠a de san mart√≠n, general san mart√≠n, ¬ŅQui√©n fue Jos√© San Mart√≠n?,¬ŅQui√©n fue y que hizo San Mart√≠n?, ¬ŅQu√© hizo Jos√© de San Mart√≠n en Argentina?, hugo Ch√°vez, hugo rafael ch√°vez fr√≠as, biograf√≠a de hugo ch√°vez, que es budismo, quien fue buda, biografia de buda, biograf√≠a de S√≥crates, quien fue Confucio, quien era Confucio, quien fue alejandro magno, imperio alejandro magno, hefestion, alejandro magno quien fue, muerte alejandro magno, alejandro el grande, como muri√≥ alejandro magno, padre de alejandro magno, biograf√≠a alejandro magno, conquistas de alejandro magno, ¬ŅQui√©n fue Alejandro Magno y porque se le considera uno de los personajes m√°s importante de la historia,¬† guerra p√ļnica, segunda guerra p√ļnica, batalla de zama, marco Antonio, primer emperador romano, cleopatra y marco antonio, marco antonio y cleopatra, julio cesar y cleopatra, cleopatra y julio cesar, cayo julio c√©sar, biograf√≠a cleopatra, quien era cleopatra, quien es cleopatra, quien es cleopatra, s√©neca filosofo, ¬†jos√© gregorio hern√°ndez

Deja un comentario